Aleix Aguilera

Comer auténtica comida americana en Barcelona

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página




La comida americana corresponde a una mezcla muy variada y algo de otras gastronomías, eso es así debido a que es un país creado fundamentalmente de inmigrantes procedentes de diferentes países de Europa, Asia, África y otros países. Podría denominarse como autóctona la gastronomía de los indígenas de Norteamérica y el resto es una fusión de diferentes culturas gastronómicas llevadas a diferentes extremos, por una parte está la fast food llena de su atractivo marketing, por otra está la comida tradicional fundamentada en las tradiciones ganaderas de antaño, tanto en ganado vacuno como ovino y caprino. Las comidas extranjeras más famosas son la China y la de sus vecinos de México.

 

En la realidad, la definición de la “cocina tradicional de Estados Unidos” es difícil. Puede proceder de las experiencias culinarias de los nativos, existentes antes de la colonización de las tierras. Cierto que los Estados Unidos usan ingredientes como el pavo (especialmente en el Día de Acción de Gracias), el maíz, las habas, el girasol, las patatas, los pimientos y diversas formas de pepinos eran típicos de la dieta culinaria de los indios nativos y son hoy en día ingredientes muy celebrados en las especialidades culinarias estadounidenses regionales. Aun así no está bien establecido que tipo de comida debe ser comida americana y cual no.

 

Sobre estos ingredientes procedentes de los indios nativos norteamericanos se fueron añadiendo otras costumbres culinarias e ingredientes procedentes de los grupos de inmigrantes que llegaron masivamente. Todos ellos portaban sus costumbres e ingredientes que con el tiempo se fueron mezclando, es por esta razón por la que muchos platos tradicionales estadounidenses poseen una raíz originaria en las gastronomías de otros países. Algunos de estos son las tartas de manzana, las runzas, el chowder y las hamburguesas todas ellas con un común origen en platos de las cocinas Europeas. Otro ejemplo puede ser la cocina tex-mex que se funde con la cocina mexicana y española dando lugar a chili con carne y a variantes como los tacos en tortilla dura o tostadas.

 

Uno de los primeros libros dedicados a la comida americana es American cookery. Mientras que algunos platos se consideran típicamente estadounidenses, sin embargo tienen su origen en otras culturas, la única aportación es que los cocineros y chefs del país han añadido con el tiempo variantes y adaptaciones a los gustos regionales, hasta lograr de ellos lo que se denomina como “sabor estadounidense” o “estilo estadounidense”. Los hot dogs y las hamburguesas son ejemplo de platos procedentes de los inmigrantes alemanes que importaron la cocina alemana a las costumbres de los estadounidenses, siendo hoy en día sin embargo un claro ejemplo de “plato nacional” de la comida americana.

 

Dado el gran tamaño del territorio de los Estados Unidos no es de sorprender que la cocina sea diversa y que pueda ser tipificada en variantes regionales. La cocina de la Costa Este, por ejemplo, hace uso como ingredientes del pescado y de los mariscos mucho más que las cocinas del Medio Oeste, donde el maíz y la carne de vacuno tienen una mayor preponderancia y se dispone mejor de ellas. En algún grado el aumento de las capacidades de transporte de alimentos ha beneficiado la mezcla de diferentes gustos entre las regiones, no obstante los estadounidenses siguen asociando algunos alimentos a ciertas zonas del país, de esta forma los steaks están relacionados con Omaha; la langosta americana con Maine; el salmón con la costa del Pacífico Noroeste; y el cangrejo azul y el crabcake con Maryland. La cocina ha sido capaz, no obstante, de sobrepasar las fronteras, algunos ejemplos como la cocina tex-mez, criolla, los restaurantes barbacoa y otros pueden encontrarse en muchos lugares del mundo, siendo más populares los restaurantes de fast food como los Burger bars y las pizzerías.

Comer auténtica comida americana en Barcelona

 

IMG_2958Big Al’s American Kitchen (Còrsega, 178)
Ya no hace falta viajar a Estados Unidos para poder comer una auténtica hamburguesa americana. En Big Al’s American Kitchen podemos encontrar la verdadera comida americana como si estuviéramos en América. Big Al’s American Kitchen empezó en Sitges, donde aún mantienen su restaurante situado en la calle Francesc Gumà, 21), y tras el éxito que obtuvieron sus hamburguesas dieron el salto a Barcelona al lado del Hospital Clínic.

 

Su carta es extensa por lo que debemos tomarnos unos minutos para poder decidir. Como entrantes tenemos muchas opciones, desde sus alitas de pollo OMG, quesadillas de queso y de pollo, nachos, aros de cebolla y ensaladas. Después de los entrantes viene el plato fuerte del restaurante: sus hamburguesas. Tienen mucha variedad para adaptarse a los diferentes gustos de sus clientes, desde picantes como la Spicy jalapeño, de pollo OMG Chicken, la especial de la casa Big Al o la Fat Elvis con crema de cacahuete. Y sí, como no puede ser de otra forma, todas las hamburguesas vienen acompañadas de deliciosas patatas fritas.

 

 

Os recomendamos venir con hambre para no quedaros ahí y luego disfrutar de sus postres. Encontramos los clásicos cheesecake o Carrot cupcake, pero os recomendamos el Big Black Cake. Una auténtica delicia para los amantes del chocolate.

 

BlackLab-(4)BlackLab Brewhouse (Plaça de Paul Vila, 1)
Dentro del emblemático edificio Palau del Mar, encontramos este local tan especial: el BlackLab Brewhouse. Aquí no sólo encontramos magníficas hamburguesas, sino como su nombre indica podemos beber las cervezas que ellos mismos elaboran. Sí, Brewhouse es una palabra derivada de brewery (fábrica de cerveza) y casa.

 

Jing Cheng y Matt Bader lideran este local donde comer la auténtica comida americana pero con toques asiáticas. Se conocieron en Chicago y de allí, aterrizaron en Barcelona donde se embarcaron en el proyecto BlackLab Brewhouse.

 

En la carta encontramos ensaladas, aperitivos para compartir y burgers y bocadillos. Para los amantes de las hamburguesas americanas os recomendamos la Blacklab Burger; 300gr de ternera con queso fundido de cerveza, una auténtica delicia y para los amantes del picante, el Chili Hot Dog. Por supuesto no se olvidan de las opciones vegetarianas, y es que los que no comen carne pueden disfrutar de su Falafel Burger o la Tofu Burger. Sin duda, una propuesta muy bien pensada que une la cocina americana por excelencia con influencias de la cocina asiática.

 

Y como hemos comentado, la cerveza que sirven está elaborada por ellos mismos. Matt entiende la elaboración de cerveza como un proceso artístico, no como uno industrial. En su carta encontramos cinco cervezas fijas que están durante todo el año, que son auténticos clásicos del BlackLab. Pero como no es lo mismo tomar una cerveza en verano que en invierno, seleccionan los mejores ingredientes de temporada para crear cervezas únicas e inimitables que sólo están disponibles durante un tiempo limitado, no dudéis en echar un ojo a las cervezas Seasonal. Todos sabemos que para sorprender hay que innovar, y eso es lo que hacen en BlackLab. Para logar cervezas con sabores y aromas únicos experimentan con nuevos ingredientes. Las cervezas Serie X son producciones pequeñas y las más exitosas llegan a convertirse en Seasonal o incluso All Year Round.

 

 

Como no es lo mismo que contarlo que vivirlo, os recomendamos ir a la Barcelona, olvidar las paellas y disfrutar de una auténtica experiencia americana hecha en casa.

 

barcentroBar Centro (Casp, 55)
Dos foodies se unieron para hacer lo que más aman: ¡comer y cocinar, cocinar y comer! En su carta encontramos sabores del mundo, con la cocina americana como base. Todos los platos están elaborados de forma artesanal y con unos productos de primera calidad.

 

A Carlos lo encontramos entre la brasa y el fuego, preparando sus burgers 100% de vaca vieja. Tenemos diferentes opciones, todas ellas cuidadas y originales; no dudéis en probar la Bar Centro, la Americana, la Smoked Brisket Burguer y para los veganos la Veggi Burguer. Si lo preferimos también encontramos bocatas hechos con mucho mimo y pensados hasta el último detalle. Y no perdáis de vista el Pulled Pork Acevichado y el Sweet Thai Chilli Pork.

 

 

La comida americana hay que acompañarla con una buena cerveza, y de eso se encarga Debora. Disponen de una buena carta de cervezas como la Triple Virgin Cherries, La Tremenda, la Broken Dream Breakfast Stout o la Yellow Belly.

 

¿El secreto del Bar Centro? Cocinan lo que aman comer y lo hacen como creen que se debe hacer.

 

BenedixtThe Benedict Bcn (Gignàs, 23)
Para destacar en un barrio con tanta personalidad como el Gòtic hay que ser excepcional. En el caso del restaurante The Benedict Bcn lo consiguen, y con nota, gracias a su oferta que te permite empezar y terminar el día con el mejor sabor americano.

 

Mientras esperamos las burgers podemos compartir unos nachos The Benedict, unas alitas de pollo o sus deliciosos chicken fingers. Y seguir, claro está, con el plato americano por excelencia: sus hamburguesas gourmet de ternera gallega y acompañadas de patatas rústicas. Entre todas las propuestas encontramos propuestas influenciadas por diferentes tipos de cocina como la Burger Mexicana, la Burger Toscana o la Burger Tahi.

 

 

El restaurante The Benedict fue inaugurado en 2013 en el distrito de Ciutat Vella de Barcelona y desde entonces no ha dejado de contentar a sus clientes con su completa carta de brunch, que incluye opciones para todos los gustos: huevos Benedict, tostadas francesas, completos sándwiches y hamburguesas, ensaladas, pancakes y pasteles… Sin olvidar los completos desayunos que sirven al estilo americano o inglés, sin dejar de lado las opciones vegetarianas.Además por la noche podemos disfrutar de unos deliciosos cocktails y música latina hasta las 0230h. Con una oferta tan variada es el lugar ideal para celebrar cumpleaños!