Aleix Aguilera

Vins de Pedra | Una escapada para los amantes del enoturismo

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

10854858_861379783921037_716730520349864895_o

 

La Conca de Barberà se encuentra situada en el corazón de La Ruta del Cister, en el interior de Costa Daurada y acoge uno de los lugares más singulares de Catalunya declarado Patrimonio de la Humanidad, el Monasterio de Santa Maria de Poblet.

 

A poco más de una hora en coche de la ciudad de Barcelona, a pocos minutos de Port Aventura y de las playas de la Costa Daurada, y de las ciudades de Tarragona y Lleida, la Conca de Barberà ofrece un sinfín de propuestas y actividades culturales, de naturaleza y de ocio para disfrutar de unas buenas vacaciones en cualquier época del año.

 

La Conca de Barberà se encuentra a medio camino entre la playa y la montaña; una tierra de paso y de diferentes culturas. En la Conca de Barberà es fácil encontrar diferentes propuestas para pasar unos días en familia, pareja, o amigos; alojarte, y saborear la gastronomía, los productos típicos y los vinos de Denominación de Origen Conca de Barberà.

 

A partir de la visita al monasterio de Poblet o de pasear por las calles medievales de Montblanc, podemos retroceder en el tiempo. Podemos ir hasta la prehistoria, visitando las Cuevas de l’Espluga de Francolí o las pinturas rupestres de Montblanc (Patrimonio de la Humanidad); o continuar en el tiempo, y descubrir otros pueblos medievales cómo: Conesa, Forès, Solivella, Santa Coloma de Queralt, Vallfogona de Riucorb…O seguir las huellas del modernismo, un estilo que da respuesta a la necesidad de adaptarse a los adelantos tecnológicos y a las nuevas necesidades sociales y mercantiles de inicios del siglo XX, como son las bodegas modernistas, declarados por la Generalitat de Cataluña Bienes Cultural de Interés Nacional; hacer una cata de vinos de la DO Conca de Barberà y pasear por las viñedos; hacer actividades en la naturaleza, como andar por el Paraje Natural de Poblet, las montañas de Prades, el Tossal Gros…; visitar los museos y espacios culturales y conocer el trabajo de los artesanos

 

Paraje Natural de Poblet

El Paraje Natural de Poblet, situado a los términos municipales de Vimbodí i Poblet y de l’Espluga de Francolí, al sur de la comarca, forma parte de las Montañas de Prades. El relieve es montañoso y la altitud máxima es Tossal de la Baltasana, con 1.201m. No obstante, la parte norte, alrededor del Monasterio de Poblet, es más llana y está ocupada por cultivos, sobre todo de viña.

 

Los principales barrancos que transcurren por el Paraje forman parte de la cabecera del río Francolí. De lo contrario, hay que destacar las numerosas fuentes que brotan del interior del macizo. Un primer grupo de fuentes se localizan a las partes altas, justo cuando hay el contacto entre las calizas y las rocas arcillosas. En este grupo encontramos fuentes tan popularmente conocidas como la fuente del Deport, de los Boixets, de les Tres Virtuts

 

13268495_1952091088350666_372023412583400926_o

 

Un segundo grupo de fuentes surgen en las partes más bajas del Paraje, junto a la falla de Poblet, las pizarras retienen el agua infiltrada, juntamente con los sedimentos de la llanura donde se almacena el agua que proviene del macizo. En este sector hay el origen, entre otros, de la fuente de Nerola o de las fuentes con sabor a hierro y magnesio, como la del Abad Siscar, justo a los pies de la carretera de las Masies. Se evidencia, pues, una diversidad geológica, marcada por la falla de Poblet que atraviesa el Paraje en dirección este-oeste, y que se puede observar en diferentes puntos.

 

Por el que hace la flora y fauna del Paraje, hay que destacar la gran diversidad de comunidades vegetales propias de ambientes forestales como por ejemplo el encinar litoral, de las partes más bajas, o la encina montañosa, comunidad que presenta un cierto dominio sobre las otras. También hay que destacar la robleda de roble pubescente, en lo alto de la zona más umbría de la Pena; la robleda de roble melojo en la parte más oriental, al límite con Prades; la tejeda, la cual a pesar de ser de origen eurosiberiano todavía hay varios puntos sombríos donde se desarrolla y, finalmente, hay que destacar los pinares secundarios, resultado de plantaciones realizadas a inicios del siglo XX, mayoritariamente de pino marino, pero también encontramos ambientes con ancestros individuos de pino rojo o, hacia la llanura, pinares de de pino blanco.

 

21687036_2250296238530148_4536067679052428623_o

 

La mayoría de las especies faunísticas son típicamente mediterráneas, pero ciertas particularidades orográficas han propiciado la presencia de algunas especies de interés, como es ahora la musaraña enana, el murciélago de herradura mediterránea, el trepador azul, el águila perdiguera, el ciervo volante o la salamandra, entre otros. Para proteger estos grupos de especies, se hizo la declaración de Refugio de Fauna Salvaje, y se ha regulado la escalada para disminuir la afectación de especies nidificantes en determinados puntos del Paraje.

 

Finalmente, hay que destacar el patrimonio cultural y arquitectónico que encontramos al bosque de Poblet, especialmente el Monasterio de Poblet, los diversos pozos de hielo repartidos por el Paraje y las casas forestales, antiguas granjas de los cistercienses.

 

Gastronomía

Cuando hacemos un viaje o conocemos un lugar nuevo, nos gusta llevarnos un recuerdo o bien aprovechamos para comprar algunos regalos, ya sean objetos o productos representativos del país y de su cultura. Lo más importante es que sean únicos como son los productos artesanales.

 

Los carquinyolis de l’Espluga de Francolí, los merlets o montblanquins de Montblanc, las castañas de Vilanova de Prades, los ajos de Belltall, el queso de l’Albió, las mermeladas de Guialmons (Les Piles), la miel de Vilaverd, las orelletes de Solivella, el romesco colomí de Santa Coloma de Queralt, las cocas de recapte, los embutidos, los vinos y cavas de la D.O. Conca de Barberà… y otros productos característicos de la Conca de Barberà se pueden encontrar en diferentes establecimientos.

 

Enoturismo

Algunas bodegas de Denominación de Origen Conca de Barberà ofertan y desarrollan actividades diversas en sus instalaciones: visitas guiadas a las zonas de producción del vino, paseos explicativos por los viñedos, organización de catas comentadas o de cursos de cata para grupos, tienda-exposición de los vinos elaborados…

 

vins-de-pedra-orni

 

Un ejemplo es la pequeña bodega Vins de Pedra, ubicada en Montblanc. La bodega está dirigida por la enóloga Marta Pedra, y producen unos vinos de alta calidad con DO Conca de Barberà. Entre sus variedades encontramos Macabeo, Parellada, Trepat, Tempranillo o Garnacha. Sus viñas se encuentran en terrenos arcillosos y calcáreos a 350m por encima del nivel del mar. En una zona de transición, la brisa fresca del Mediterráneo se contrapone a los vientos secos y cálidos de poniente.

 

Sus vinos se elaboran con respeto, controlando paso a paso la elaboración para obtener el mejor resultado. Para conseguirlo, escogen el punto óptimo para la vendimia y cogen la uva a mano y en pequeñas cajas para que llegue a la bodega en las mejores condiciones.

 

13680379_1076689772414166_5810131268999856123_o

 

Vins de Pedra se encuentra ubicada en una de las torres medievales de la muralla de Montblanc. Es en la Torre de Tastos donde dan la bienvenida al visitante, ofreciendo una experiencia enoturística diferente. Dice la leyenda que fue aquí donde Sant Jordi mató al dragón, rescatando al pueblo y a la princesa de una muerte segura. Entre sus cuatro paredes se respira todavía aquel ambiente: principies y princesas, caballeros y escuderos pisaron estas piedras hace mucho tiempo.

 

14589767_1144334815649661_6506474321426707432_o

 

Vins de Pedra ofrece un recorrido vertical, se visitan los siete pisos de la torre, desde la despensa hasta la última planta. En este trayecto se revive la historia de la familia de Marta, que es la historia de Montblanc. Al llegar arriba se divisa una vista preciosa de la Conca de Barberà, rodeada por campos de viña y cereales y la villa coronada por la Iglesia de Santa Maria la Mayor.

 

Las visitas se realizan los sábados por la mañana con reserva previa. Gente muy dinámica que organizan otro tipo de actividades, como “Lletre i vins” i “Calçotades entre vinyes”.

 

19679132_1400478076701999_3140300237457287148_o

 

El disfrute de los vinos de la Denominación de Origen Conca de Barberà va ligado al descubrimiento de las llamadas “catedrales del vino”: las bodegas modernistas que surgen como consecuencia del auge del cooperativismo agrario desde finales del siglo XIX.  Son bodegas de autor, obras de los arquitectos Cèsar Martinell, discípulo de Antoni Gaudí, Lluís Domènech i Montaner o su hijo Pere Domènech i Roura. No todos son visitables y están declarados por la Generalitat de Catalunya Bien Cultural de Interés Nacional.

 

Arte y Cultura

 

home_slideshow_1

 

Museo de prehistoria y geología instalado en el interior de una de las cuevas más largas del mundo de roca de conglomerada, las Cuevas de l’Espluga, con numerosos audiovisuales que hacen de la visita una ruta vivencial. Para los visitantes más atrevidos, las cuevas ofrecen la ruta aventura, una visita más allá del Museo remontando el río subterráneo.

 

Es un espacio para descubrir y entender las pinturas rupestres de las montañas de Prades declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1998 y monográfico del Museu Comarcal de Montblanc. La visita al Centro de Interpretación de Arte Rupestre Montañas de Prades situado en Montblanc permite conocer las manifestaciones artísticas de nuestros antepasados.

 

© F. Bedmar

© F. Bedmar

 

El monasterio de Santa María de Poblet se encuentra situado dentro del término municipal de Vimbodí y Poblet, en el sureste de la Conca de Barberà y los pies de las montañas de Prades. Constituye un impresionante conjunto arquitectónico y es el conjunto cisterciense habitado más grande de Europa. El monasterio cisterciense construido a partir de 1150 combina diferentes estilos arquitectónicos y contiene el panteón real de la antigua Corona de Aragón, restaurado por Frederic Marés en 1948. La visita al cenobio puede ser guiada o libre, e incluye la iglesia, el refectorio, el claustro, la sala capitular, el dormitorio, el escritorio y la antigua bodega o sala de los conversos, el palacio real, entre otras dependencias. Actualmente viven en Poblet una treintena de monjes.

 

Uno de los principales recursos turísticos de Solivella, situado en uno de los puntos más elevados del municipio, son los restos del antiguo castillo palacio de la familia Llorac. Aunque el lugar es mencionado el 1058, su colonización no se llevó a cabo hasta finales del siglo XII, época en que se construyó la primera torre del castillo. Destacaba por sus grandes defensas, con almenas y matacanes y disponía de un espacioso patio central. Aún con los siglos transcurridos de aquella joya del gótico catalán, hoy el visitante encontrará vestigios suficientes para hacerse una idea de cómo fue aquella atalaya de piedra. Cabe destacar la muralla primitiva y la puerta de acceso al recinto amurallado, el patio de armas y muros y contramuros que delatan la forma de cómo se organizaba la vida dentro del castillo, pero también una vista espléndida que percibe un paisaje atractivo en cada una de las estaciones del año, desde la sierra del Tallat a la sierra de Miramar.