Coolture Magazine

Córdoba | 5 rutas para descubrir una ciudad que es mucho más que historia

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Los orígenes de Córdoba se pierden en el tiempo. Su situación cercana al río y la riqueza de las tierras de la campiña la configuraron como lugar idóneo para las primeras ocupaciones prehistóricas. Córdoba bebe de la cultura romana, musulmana, judía y cristiana, fue capital de la Bética y colonia patricia en el Imperio Romano y más tarde se convirtió en el centro del mundo occidental como capital del Al-Andalus.

 

El patrimonio monumental de Córdoba ha sido distinguido dos veces por la UNESCO – la Mezquita-Catedral fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984 y el casco histórico en 1994- y Madinat Al-Zahra es el único candidato del estado en 2018 al reconocimiento de la UNESCO, con lo que Córdoba podría subir a lo más alto del podio mundial.

 

 

Córdoba nos da la posibilidad de ver trabajar a los artesanos del cuero y la plata, o pasar una jornada entre caballos andaluces. El flamenco de antes y de ahora se rinde a esta cuna del cante, la guitarra y el baile y el Centro Flamenco Fosforito es referencia obligada para los amantes de este arte. Hay que ir a Córdoba para disfrutar de sus Patios, estandartes de una forma de vida tradicional que se resume en le generosidad de la comunidad y la alegría de las flores y que, en 2012, se convirtieron en Bien Inmaterial de la Humanidad. Córdoba está llena de sabores, sus singulares vinos de Montilla-Moriles, el jamón ibérico de Los Pedroches y los premiados aceites de Priego, Baena, Montoro-Adamuz y Lucena.

 

Córdoba es historia, pensamiento, tradición, pasión, flor y sabor. Y de forma discreta, íntima, casi misteriosa, sabe ganarse la retina y el corazón del viajero.

 

Patios Cordobeses. ©Turismo de Córdoba

Patios Cordobeses. ©Turismo de Córdoba

 

Córdoba, un destino perfecto los 365 días del año

 

La primavera es la época de las flores y Córdoba es, sin duda alguna, destino de flor: el azahar inunda las calles en marzo y abril, más de 50 patios abren sus puertas durante el Festival de los Patios; en mayo y junio sus campos rebosan de girasoles. Además, gracias a las parideras que llenan el campo de borreguillos y a la esquila, descubrir su oveja merina en primavera es tan hermoso como sorprendente.

 

 

El verano es la época de disfrutar de baños de bosque en sus sierras de árboles centenarios, de refugiarse en los hammam – baños árabes- durante las horas de más calor y de impregnarse de arte flamenco con la Noche Blanca en junio y el Festival de la Guitarra en julio. En agosto recorremos los frondosos viñedos y disfrutamos del tiempo de vendimia en la campiña cordobesa, que huele a mosto.

 

 

En otoño, recorremos la dehesa con el cerdo ibérico –libre en los meses de montanera- y los olivares se llenan de actividad con la cosecha de aceituna… ¡es tiempo de aceite fresco y de vino nuevo! Y de flor, con el Festival Internacional Flora, que en su primera edición es ya referencia mundial por sus instalaciones y arreglos florales artísticos.

 

En invierno, los patios abren sus puertas durante dos semanas a villancicos, anís y dulces navideños. Y el inicio del año es la mejor época para disfrutar relajadamente de monumentos, museos y tabernas, y de estancias en hoteles en edificios históricos que en enero y febrero registran los precios más bajos del año.

 

 

En la capital no nos podemos perder la Roma del Puente Romano al atardecer y el Templo de Claudio Marcelo; el Islam de la Mezquita, Madinat Al-Zahra y los Baños Califales; la Sinagoga y la Casa de Sefarad para conocer el legado judío de Córdoba; la Catedral, el Alcázar de los Reyes Cristianos, el Palacio de Viana y las Ermitas para entender la Córdoba cristiana. En la Calahorra entenderemos ese crisol de culturas que fue Al-Andalus. Y los Sotos de la Albolafia en el río Guadalquivir, monumento natural donde disfrutar de avistamiento de pájaros en pleno casco histórico. Para los amantes de museos, son obligados el Arqueológico, Bellas Artes, Julio Romero de Torres –el pintor de la mujer cordobesa- y el recién inaugurado Museo del arte contemporáneo C3A para la creación contemporánea.

 

En provincia son impactantes los yacimientos arqueológicos romanos de Torreparedones (Baena), Fuente Álamo (Puente Genil) y El Ruedo (Almedinilla). Fortalezas medievales como el Castillo de Almodóvar (escenario de “Juego de Tronos”), barrios monumentales como el de la Villa (Priego) y pueblos que están entre los más bonitos de España, como Zuheros.

 

Castillo de Almodovar. ©Turismo de Córdoba

Castillo de Almodovar. ©Turismo de Córdoba

 

Caracol Tours, una forma diferente de descubrir Córdoba
Caracol Tours basa sus rutas y su forma de ver el turismo en el concepto slow, un concepto que Isabel Calvache, impulsora de Caracol Tours, conoció en el Salón del Gusto de Turín. Isabel tomo la decisión de ofrecer una Córdoba slow una tarde, sentada en el Puente Romano al ver cruzar a un grupo de japoneses siguiendo a duras penas a su guía bajo un sol de justicia.

 

Las ciudades de medio mundo se debaten entre los beneficios del turismo y los problemas que conlleva, así que le preguntamos si la solución a este turismo de masas es una filosofía slow, respetuosa con el visitante y el ciudadano. “Pienso que es una receta para mejorar nuestras vidas en general: en este mundo de prisas y de inmediatez reivindicar la mirada introspectiva, pararse a respirar y tomar consciencia de tus actos es una buena solución al estrés y a las agendas caóticas. Llevado al turismo, hablamos de atraer a nuestro destino a gente interesada en nuestra forma de vida y respetuosa con nuestras tradiciones, que buscan compartir el día a día con los locales de forma pausada -no en una mañana sino en varios días. Para nosotros es una forma hermosa de transmitir lo heredado –es un obligación- y para el viajero es aprender y disfrutar sin sensación de estar cumpliendo una agenda. Si encima el resultado se traduce en un aumento de la pernoctación y el gasto medios, podemos concluir que el turismo slow es una opción excelente para destinos de talla media como Córdoba” afirma Isabel.

 

 

Caracol Tours nace por la pasión de Isabel por su tierra cordobesa y de gratitud hacia Japón. Tras 20 años trabajando fuera de España y muy vinculada a Japón, sintió la llamada de la raíz y decidió volver a su tierra. Pasó muchos meses intentando definir el objetivo de su empresa, hasta que decidió ofrecer el mejor producto del que disponía: Córdoba. “Una Córdoba sensorial y de tradiciones, donde poder poner en práctica mi experiencia con el mercado japonés y con productos como el vino, el aceite de oliva y el jamón. Pasé más de un año conociendo la oferta turística cordobesa en reuniones diarias con empresas de múltiples sectores. La criba no fue fácil y finalmente retuve solamente a los proveedores que me ofrecían un doble compromiso: calidad a largo plazo. Solo con estas premisas se puede abordar el exigente mercado japonés que además se basa en la confianza, por lo que las negociaciones y resultados son más lentos que con otros mercados objetivo.” nos explica.

 

IMG-20170707-WA0085

 

Aunque Caracol Tours nació pensando en Japón, su oferta es atractiva para toda la “gente slow” del planeta y dan la bienvenida a todos aquellos que vienen sin prisas a descubrir una forma de vida diferente. Por eso, tienen clientes de Centroeuropa, Corea, Estados Unidos o Canadá, que descubren que su anfitriona es una profesional del vino y del aceite familiarizada con los mercados exteriores, que conoce la realidad de sus países, que habla su idioma y que les ofrece propuestas que no encuentran en las guías.

 

También triunfan entre los españoles y entre los propios locales: la mayoría de los cordobeses de menos de 50 años nunca ha visto como se sala un jamón, ni ha cogido aceitunas ni pisado uvas; visita los patios pero nada sabe de su historia; va a las tabernas sin entender la importancia de estos templos del vino. “Caracol Tours ha supuesto una toma de consciencia para los cordobeses, una forma de conocernos mejor a nosotros mismos y ésta ha sido sin duda el resultado más hermoso por lo inesperado. Precisamente esto es lo que nos ha llevado a promocionar Córdoba en Japón, con el respaldo de las instituciones locales: llevamos varios años acudiendo a la Feria de Turismo JATA en Tokio, el año pasado presentamos en el Instituto Cervantes de Tokio la primera guía de Córdoba en japonés Genic trip in Cordoba y este año hemos organizado la I CordobaWeek en Tokio con ponencias, actuaciones, degustaciones y el I Concurso Córdoba Flamenca. Somos conscientes de que hay que insistir en el origen para conseguir atraer en destino y en esa línea seguimos trabajando.”

 

Caracol Tours no es sólo una agencia de viajes, también disponen de la Escuela Caracol, un proyecto que también nació de la experiencia de Isabel Calvache en mercados exteriores. Durante años y con diferentes productores ha organizado misiones comerciales inversas para recibir a importadores extranjeros, que buscan conocer a fondo un producto y conseguir argumentos de venta válidos para vender con éxito en sus mercados. “Córdoba es puntera en muchos sectores que los propios cordobeses desconocen: somos primer productor europeo de ajos; una de las cinco zonas de producción de ibérico del mundo; productor de vinos envejecidos con el sistema de Criaderas y Solera que se da solo en Andalucía; segundo productor mundial de aceite de oliva; primer fabricante de joya en Europa; el Valle del Guadalquivir es segundo productor de naranjas en Europa … Pero es que además somos destino referente de flor y de flamenco. Y, por supuesto, ofrecemos estancias para aprender español – sobre todo español técnico, relacionado con los temas expuestos. Son estancias de cinco-diez días en las que dedicamos las mañanas al aprendizaje técnico, visitas a centros de producción y recibir información de primera mano, pues son los propios productores los que comparten sus experiencias. Las tardes/noches son de aplicar lo aprendido y de inmersión en la cultura y forma de vidas cordobesas.” nos explica Isabel.

 

Fam trip en la huerta de naranjas ecológicas de Biovalle (Palma del Río)

Fam trip en la huerta de naranjas ecológicas de Biovalle (Palma del Río)

 

Cinco rutas para descubrir Córdoba

 

Ruta 1. Tabernas | Vinos, tapas e idiosincrasia cordobesa
Bienvenidos a un recorrido de las tabernas más emblemáticas de la ciudad y de los vinos y gastronomía más representativos de nuestra tierra. Son las tabernas la excusa perfecta para alternar paseos a la luz de la noche cordobesa con paradas estratégicas que duran lo que dura una copa. En cada establecimiento probaremos un vino diferente con su mejor maridaje y así iremos entendiendo por qué los finos, amontillados, olorosos y pedro ximénez de la Denominación Montilla-Moriles son vinos únicos y apreciados mundialmente.

 

Taberna Sociedad de Plateros María Auxiliadora

Taberna Sociedad de Plateros María Auxiliadora

Las tabernas están intrínsecamente unidas a nuestra cultura mediterránea. Hay indicios de tabernas en el Antiguo Egipto y ya en el Imperio Romano las tabernae eran tiendas y aquéllas que servían comida caliente y vino se llamaban thermopolia. En Córdoba, la taberna debe su existir a 3 elementos propios de nuestra cultura: el vino, los toros y el flamenco. El vino de la tierra, que algunas tabernas crían en sus propias botas. Los toros, presentes en carteles antiguos, fotos de toreros (siempre Manolete) o en las cabezas de los gigantes que cayeron en el ruedo. Y el flamenco, que está en los nudillos que golpean la mesa, en las dedicatorias en las paredes y en el aire, donde vibran las notas de las soleás.

 

Estos templos de tolerancia y amistad son en Córdoba poco coloristas y faranduleras; al contrario, nos reciben discretas, sobrias y con un aire de misterio -fiel reflejo de la idiosincrasia cordobesa a la que con esta ruta pretendemos aproximarnos. El vino, las tapas, los personajes ilustres y múltiples anécdotas harán el resto en esta noche de aromas y sabores excepcionales con el marco incomparable de nuestro Casco Histórico y la luna de 2000 años del cielo cordobés.

 

Ruta 2. Patios cordobeses | Paraíso de luz, color y silencio
Los Patios Cordobeses fueron declarados Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en 2012, convirtiendo a Córdoba en la única ciudad española con 3 menciones UNESCO –Mezquita-Catedral, Casco Histórico y Patios. Y fue un merecido reconocimiento a esta hermosa forma de vida tradicional de comunidad de vecinos que durante siglos han compartido cocina, aseo, patio y su mantenimiento y que una vez al año abren sus puertas al público para el disfrute de sus flores sus fuentes y su magia. Es el Festival de los Patios, que cada año tiene lugar en el mes de mayo, el mes de las flores y de las fiestas en Córdoba.

 

Patio San Basilio 40

Patio San Basilio 40

Pero ya no hay que esperar a mayo para disfrutar de este espectáculo intimista… ¡ahora los patios abren sus puertas a los viajeros 9 meses al año! Y según la estación disfrutaremos de flores diversas -claveles, rosas, geranios, gitanillas, jazmines, petunias, hortensias, azahar, flor de la pasión, flor de pascua o hierbas aromáticas se van alternando para que siempre haya color en los patios. Los propietarios nos contarán los secretos de sus cuidados y cómo se las ingenian para regar las macetas más altas que pueden estar colgadas a 3m del suelo…

 

Disfruta de la ruta más íntima, la que nos lleva al corazón de las casas particulares. Las actividades que podrás realizar en un patio son tan variadas y atractivas que no querrás dejar ninguna atrás: vibrar con una excitante actuación de flamenco, compartir clases de cocina con un cocinero local, saborear deliciosas tapas acompañadas de vinos de la tierra y, cómo no, disfrutar de los momentos más relajados que podrás vivir en esta ciudad. Bienvenido al alma de Córdoba.

 

Ruta 3. Cuero cordobés | Cordobanes y guadamecíes: piel hecha arte
El guadamecí califal es el singular y exquisito arte de dorar y policromar el cuero en el siglo X en Córdoba. Este legado de nuestro acervo cultural ha llegado a nuestros días gracias al afán de generaciones de artesanos empeñadas en preservar nuestras tradiciones. En este taller aprendemos a diferenciar el labrado califal de cordobanes y otros trabajos en cuero y su aportación a la historia del Arte como la más exclusiva decoración. Entenderemos su relevancia en el devenir de Al-Andalus y por qué el Califato Omeya fue el único lugar del mundo donde se reprodujeron estas sublimes artesanías que con las guerras y el paso del tiempo se vieron malogradas por su delicada condición. Y sabremos por fin cómo se ha recuperado esta exclusiva técnica que vuelve a crearse en Córdoba para el mundo.

 

"El árbol de la vida" (Casa-museo Ramón García Romero)

“El árbol de la vida” (Casa-museo Ramón García Romero)

 

Taller de cuero. Te ofrecemos un pase privado a las entrañas de la tradición, al taller del artesano, donde nacen nuevas piezas y obras de restauración, allí donde el maestro comparte arte y técnicas para transmitirnos los secretos del trabajo del cuero. Serán momentos donde disfrutar de olores, texturas y combinaciones de colores nunca antes experimentados y que ya no olvidaremos. Al finalizar, conservaremos como prueba del momento vivido la obra creada y las herramientas utilizadas, lo que nos convertirá en depositarios de un arte centenario.

 

Todo ello en el incomparable marco de una casa tradicional cordobesa con patios, columnas y fuentes a escasos metros de la Mezquita donde los brillos refinados y las piezas sublimes supondrán un lujo para los sentidos y una experiencia única… la experiencia de ser parte de Al-Andalus a través de un arte que fue y sigue siendo signo de identidad de Córdoba.

 

Ruta 4. Caballos | Pura Raza Español, el caballo más elegante del mundo
Fue en las Caballerizas Reales de Córdoba donde en 1567 el rey Felipe II encargó crear una raza equina con características que lo hicieran perfecto para la guerra y para la paz. Así nació el Pura Raza Español (PRE), un caballo armónico, bello, dócil y enérgico. Las faenas en campo abierto o el espectáculo de caballos y flamenco son dos magníficos ejemplos de la nobleza, el temperamento y la gran capacidad para el aprendizaje de este animal, que lo hacen idóneo para cualquier disciplina ecuestre.

 

Caballos en libertad a las afueras de Córdoba

Caballos en libertad a las afueras de Córdoba

 

Las yeguadas próximas a Córdoba son el lugar perfecto para disfrutar de los caballos en su hábitat natural. Allí podremos ver a las madres con sus potros y los criadores nos enseñarán las tareas de selección y cría de esta raza y las actividades de campo que realizan diariamente. En nuestros paseos y rutas, la cuidada selección de los parajes naturales garantizan que tanto principiantes como expertos puedan relajarse a lomos de su caballo -son animales aptos para todos los públicos, déjate llevar por ellos! También ofrecemos la opción de recorrer los campos en coches de caballos salidos de otra época. Las rutas pueden ser de varias horas, jornada completa o varios días.

 

Los amantes de los caballos saben que pocas cosas se pueden igualar a la estrecha unión entre el animal y su jinete, por eso os invitamos a limpiar y alimentar a vuestro compañero al acabar el paseo. Los animales, el aire puro y la comida campera harán que la sensación de libertad sea plena… Y para acabar la jornada, un obligado espectáculo ecuestre, sobrio y elegante como todo lo cordobés, donde la destreza de los jinetes, la nobleza del animal y la seducción de la música mantendrán a espectadores de todas las edades absortos de principio a fin.

 

Ruta 5. Las 4 almas de Córdoba | Un viaje en el tiempo… ¡recorremos 2000 años de historia!
Revive los momentos de máximo esplendor de la historia cordobesa en 4 jornadas temáticas inolvidables. Desde que empieza el día hasta que acaba vivirás en una Córdoba pasada, la de las 4 culturas, la de las 4 almas que el cordobés guarda celosamente en su pecho -romana, islámica, judía y cristiana.

 

Descubre la CORDUBA milenaria, construida a imagen y semejanza de la Roma Imperial y destino favorito de los generales romanos para olvidar la guerra. Las ruinas de teatros, templos, acueductos y monumentos funerarios nos invitan aún hoy a disfrutar de su grandeza.

 

Ríndete ante QURTUBA, la perla omeya de Al-Andalus, la mayor y más sofisticada ciudad de la Baja Edad Media, la que hizo realidad la pacífica cohabitación de religiones. Esa “luz de oriente” que sigue brillando en su eterna Mezquita, en sus murallas y en el relax de los baños califales…

 

Enamórate del recogimiento ilustrado de la SEFARAD cordobesa, escenario de la edad de oro de la cultura hispanohebrea y paraíso terrenal añorado por judíos del mundo entero. En las estrechas calles de la Judería -la mejor conservada en España- y en el silencio de su Sinagoga reviviremos este tiempo de luz.

 

Última en el tiempo, la CÓRDOBA cristiana nos muestra orgullosa sus sólidas Iglesias Fernandinas, el imponente Alcázar y cómo no su Catedral. Y nos habla de palacios y jardines históricos, del arte del flamenco y los caballos, de suculentas tapas amigas del vino de Montilla y de la intimidad de los patios.

 

¡Bienvenido a un excitante viaje en el tiempo!

 

Puente Romano ©Turismo de Córdoba

Puente Romano ©Turismo de Córdoba