Coolture Magazine

Maná 75º | El restaurante con el mayor showcooking de arroces de Europa

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página
En el barrio de la Barceloneta, a escasos metros del mar, se encuentra el restaurante Mana 75º Barcelona. Un espacio gastronómico mágico lleno de vida, luz y color. Que une la fiesta y la alegría de los restaurantes de pescadores de playa con estética y productos de alta calidad.

 

 

Convertido en el mayor showcooking de arroces de Europa, lo más espectacular del restaurante son los 19 paelleros mimcook de alta precisión. Situados en línea en una cocina abierta de más de 20 metros de longitud.  Se preparan al momento, de forma simultánea y delante del comensal, nueve variedades de arroces, paellas y fideueás. Este sofisticado sistema de fogones permite memorizar las diferentes fases de elaboración y garantizar el grado de cocción ideal del arroz a 75º dando así origen al nombre del restaurante.

Elaboradas por el chef Xavier Sender –forjado en los fogones del estrellado Martín Berasategui- con arroz bomba del Delta del Ebro y productos frescos de la playa, la huerta y la granja, la selección de arroces y paellas de Maná 75º Barcelona incluye opciones para todos los gustos, desde las propuestas más clásicas como el Arroz negro de calamares y mejillones con “all i oli”, el Arroz de marisco del “señorito” o el Arroz caldoso de bogavante, hasta las más atrevidas, sabrosas y originales, entre las que destacan el Arroz de bacalao y ajetes tiernos con “all i oli” de pimentón y el Arroz de montaña con butifarra negra y costilla de cerdo confitada a baja temperatura.

 

 

Además de arroces y paellas, la carta ofrece una variada selección de exquisitos platos pensados para compartir que mezclan ingredientes mediterráneos con toques creativos y vanguardistas.

Se puede empezar escogiendo entre una variada selección de ensaladas. Otras opciones de entrantes como el Tartar de atún al estilo oriental y guacamole, el Carpaccio de wagyu con pesto de pistachos y queso Idiazábal, la Ensaladilla rusa trufada, los Calamares a la andaluza con mayonesa de Kimchi, o las Navajas a la plancha con pipirrana suave, entre otros.

 

Como platos principales hay carnes y pescados con propuestas tan proteicas y sabrosas como la Presa ibérica con tabule de verduras y salsa de yogurt, el Solomillo de ternera con cebollas en textura y Foie gras y el Pollo Ecológico confitado a baja temperatura y tartar de tomate para los más carnívoros, y  el Canelón de pescado con emulsión de “Beurre Blanc”, el Calamar a la plancha, tomates asados y cebolla caramelizada o el Pescado de lonja a la donostiarra, con crema de guisantes y zanahorias baby si la elección se decanta por los productos del mar.

 

Además, la carta marida con una excelente bodega con más de 50 referencias distintas de vinos de diferentes denominaciones. Una selecta selección de bebidas y carta de cocteles para vivir la experiencia Maná al 100% tanto de día como de noche, con amigos o en familia.

 

 

Ambiente fresco y cálido con sabor a Mediterráneo

Diseñado por el estudio de arquitectura e interiorismo Turull Sorensen, el espacio  rinde homenaje a las antiguas arrocerias, al Mediterráneo y al barrio marinero donde se encuentra.

 

La diversidad de telas de colores, mesas redondas, flores, fibras naturales y el diseño elegante y contemporáneo transmiten positivismo y convierten a este restaurante en un espacio distinguido donde disfrutar de la comida con la mejor compañía con la familia, amigos o en eventos de empresa.

 

El espacio, muy amplio, diáfano y con tres fachadas acristaladas, se distribuye en tres zonas principales. La circulación por el restaurante se inicia en la recepción y el chill out. Un espacio visible desde la calle donde el comensal puede esperar o picar algo de manera relajada e informal. Decorado con mesas bajas y bancos y puffs tapizados con telas de rayas y dibujos de llamativos colores.

 

Lonas colgadas de diferentes tejidos y colorido, rayas marineras y alegres estampados cubren el techo de hormigón visto del local, decorado con círculos de materiales naturales como el esparto en diferentes alturas evocando la forma de las paellas.

 

 

Desde el salón, en el que dominan las grandes mesas redondas (de hasta 12 personas), las vistas se dirigen a la cocina abierta y la barra elevada donde se sitúan los paelleros, así que el comensal puede seguir de cerca el proceso de elaboración de su paella.

 

Por la noche, la iluminación puntual y cálida aporta una atmosfera festiva, elegante y muy mediterránea ambientada con sesiones de música en directo todos los fines de semana.

 

El restaurante Maná 75º Barcelona, que cuenta también con una amplia terraza exterior, se ubica en el Passeig Joan de Borbó. Muy cerca de la playa de Sant Sebastià, en la Barceloneta.

 

www.mana75.es