Aleix Aguilera

Nick Drake: recuerdos de un instante | El compendio definitivo de la vida de Nick Drake

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Nick Drake: recuerdos de un instante no es una autobiografía ni tampoco, en sentido estricto, una biografía. Es una semblanza que, por su extensión y contenido, transciende el cometido de las fórmulas anteriores; es el compendio autorizado y definitivo de una vida y, por extensión, de su exigua -pero célebre y cada vez más celebrada- obra.

 

Es una biografía sui generis, es un viaje al interior de las canciones de Nick Drake y es mucho más. Empleando por primera vez los testimonios de quienes lo conocieron, combinando recuerdos, diarios, artículos, ensayos, fotos y recortes de prensa. Esta conmovedora recapitulación logra arrojar nuevos destellos de claridad sobre un personaje recluido en sí mismo que siempre esquivó la mirada pública, un enigma que parecía desafiar cualquier análisis. Aquí hallaremos por fin al poeta, al cantante, al amigo, al hijo y al hermano. Aquí hallaremos a Nick Drake en toda su extraordinaria complejidad.

 

 

El instrumento principal de Drake fue la guitarra, pero también sabía tocar el piano, el clarinete y el saxofón. Drake firmó un contrato con Island Records cuando tenía veinte años, y en 1969 editó su primer álbum, Five Leaves Left. Editó otros dos discos, pero inicialmente ninguno vendió una cantidad significativa de copias, en parte debido a que Drake rehusaba realizar presentaciones en vivo y entrevistas. Drake luchó contra la depresión y el insomnio durante su vida, hecho que se reflejó en sus letras. Tras completar su tercer álbum, Pink Moon (editado en 1972), dejó de tocar y grabar y se fue a vivir a la casa de sus padres en Warwickshire.

 

Drake cursó Literatura Inglesa en la Universidad de Cambridge, pero abandonó sus estudios nueve meses antes de terminarlos para dedicarse a su carrera musical. Murió el 25 de noviembre de 1974 a los veintiséis años de edad, como resultado de una sobredosis de antidepresivos que tomaba para poder dormir. No ha podido establecerse si su muerte fue accidental o suicidio. Pasó los últimos años de su vida sumido en una honda depresión, por la que llegó incluso a ser hospitalizado.

 

Con el paso de los años, la admiración por Nick Drake ha ido creciendo y en la actualidad está considerado como uno de los grandes artistas del siglo XX; pero su personalidad sigue siendo un misterio. Los materiales que reúne Recuerdos de un instante nos descubren al auténtico Nick Drake.