No hay productos en el carrito
Description

(PA/fs) Es una experiencia especial pasear por estos mercados de Navidad (Weihnachtsmärkte) con sus casetas de madera bien decoradas y descubrir todo lo que puedes encontrar en ellas: manualidades, dulces como las famosas galletas navideñas o el pan de especias, velas, juguetes de madera y ropa de invierno que incluye desde guantes y gorros a zapatillas calentitas.

 

Además, hay muchos puestos de comida y de bebida caliente: Existe una gran oferta gastronómica para todos los gustos y muchas veces tienen su toque regional. Se puede degustar cazuela de champiñones, carne asada, tortitas de patatas con puré de manzana, salchichas y no se debe olvidar acompañar con una taza de Glühwein. Es un vino tinto caliente con especias, convirtiéndose la bebida preferida en los mercados de Navidad, porque es ideal para calentarse y luchar contra el frío.

 

Charlottenburg, Kurfürstendamm, Weihnachtsbeleuchtung © visitBerlin, Foto: Dagmar Schwelle

 

El origen de los mercados de Navidad en Alemania

El origen de los mercados de navidad proviene de las ferias y mercados de la Baja Edad Media, cuando los ciudadanos tenían la posibilidad de hacer las compras para cubrir sus necesidades en invierno. Desde el siglo XIV se permitió tanto a los artesanos como a los fabricantes de juguetes, los tejedores de cestas o los pasteleros poner un puesto para vender estos detalles que se regalaban durante las navidades a los niños. También había puestos con castañas asadas, nueces y almendras.
Unos de los mercados con más tradición son los de Augsburgo (desde 1498), Bautzen (1384), Berlín (desde el siglo XVI), Brunswick (desde 1500), Dresde (1434), Frankfurt (1393), Leipzig (1458), Múnich (1310), Núremberg (1697), Maguncia (1788), Jena (1803) y Rothenburg ob der Tauber (siglo XV).

 

Hoy en día, en algunas ciudades como Berlín, Múnich o Colonia hay varios mercados navideños en diferentes zonas de la ciudad. A veces son temáticos y en la mayoría de los casos hay un árbol de navidad grande y un belén de madera, a veces en tamaño real con ovejas de verdad. Además, se decoran con ramas de abeto y muchas luces que crean un ambiente totalmente mágico.

 

Weihnachtsmarkt am Roten Rathaus © visitberlin, Foto: Wolfgang Scholvien

 

9 mercados navideños imprescindibles en Berlín

¿A quién no le gusta Berlín? La capital de Alemania es un destino de visita obligada, especialmente en los últimos meses del año cuando la ciudad parece un cuento de hadas navideño. Podremos explorar unos 80 mercados de Navidad por toda la ciudad mientras disfrutamos de gofres dulces y, por supuesto, del clásico vino caliente.

 

No es una casualidad que este mercado esté considerado como uno de los favoritos de los berlineses. Winterwelt en Potsdamer Platz (Tiergarten) es el único mercado de la ciudad que abre sus puertas desde principios de noviembre y transforma literalmente la Potsdamer Platz en un gigantesco “país de las maravillas”. Prepárate para tirarte por el tobogán más grande de Europa con la Potsdamer Platz de fondo. Quédate luego por allí para disfrutar del DJ en directo y para la fiesta après-ski por la noche.

 

Bajo la emblemática Torre de la televisión encontrarás el enorme mercado de Navidad Alexanderplatz (Mitte) que atrae cada año a cientos de personas de todos los rincones del planeta por su ambiente invernal único. Una vez te detengas en la plaza, podrás notar fácilmente que la protagonista del mercado es su gran pirámide con miles de luces. ¡No olvides tomarte un vaso de Glühwein para entrar en calor!

 

El Gendarmenmarkt es uno de esos mercados de Navidad clásicos y acogedores que activarán todos tus sentidos desde el primer minuto. Está situado en un lugar privilegiado, entre impresionantes edificios: El Deutsche Dom, la Konzerthaus y la Franzozische Friedrichstadtkirche. Este mercado es popular por sus productos de artesanía, así como por las obras de teatro en directo que se interpretan a diario y que te contagian del mágico espíritu navideño.

 

El Berliner Weihnachtszeit en Roten Rathaus se trata sin duda de uno de los mercados con más encanto de Berlín. Justo por la zona del famoso Neptunbrunnen y detrás de la Alexanderplatz, Berliner Weihnachtzeit atrae a los visitantes gracias a su pista de hielo de 600 m2. Sube a la enorme noria para disfrutar de unas vistas increíbles de la Brandenburg Gate y de la Potsdamer Platz. ¿Se te ocurre algo más idílico?

 

Ubicado cerca de Alexanderplatz, Wintertraum am Alexa es el mercado navideño más moderno de Berlín. Además de los puestos tradicionales con delicias alemanas, este mercado es fantástico porque todavía ofrece mucho más. Montañas rusas, coches de choque y una noria, por mencionar tan solo algunas cosas. ¿Quién ha dicho que las atracciones son solo para los niños?

 

Weihnachtsmarkt am Alexanderplatz © visitberlin, Foto: Wolfgang Scholvien

 

El Palacio Charlottenburg es impresionante todo el año, pero adornado de luces, es todavía más espectacular (¡no te lo pierdas!) Y es que se trata del lugar perfecto en la ciudad para disfrutar de un ambiente romántico en medio de cientos de puestos. Nuestro consejo: visita los jardines del Palacio, ¡te sentirás como el protagonista de un cuento de hadas!

 

Weihnachtsmarkt vor dem Schloss Charlottenburg © visitberlin, Foto: Wolfgang Scholvien

 

El Mercado Navideño de Spandau es el mayor mercado navideño de Berlín y se ubica en el casco antiguo de Spandau (al final de la línea U7). Si de verdad quieres sentir el espíritu festivo, vete un viernes para disfrutar de los populares conciertos en los que la Navidad se fusiona con el Rock and Roll”. Si eres fan del karaoke, no dudes en apuntarte a una sesión de karaoke uno de los dos últimos sábados antes de navidades. ¡Te garantizamos que la experiencia promete!

 

No es de sorprender que una ciudad tan vanguardista como Berlín organice un mercado navideño ecológico como el Mercado navideño y medioambiental de Berlín (Mitte). Ubicado en una de las calles más antiguas de la ciudad, aquí tendrás la posibilidad de conseguir lo último en ideas creativas para regalos de la mano de diseñadores locales. Prueba los productos regionales y no te olvides de celebrar las Navidades haciendo un brindis por la sostenibilidad.

 

El Nikolaiviertel es el mercadillo navideño perfecto para aquellos que quieran evitar las masas de turistas. En él puedes ver proyecciones de películas al aire libre, disfrutar de los coros cantando villancicos cada domingo y empacharte de las delicias más ricas como Jagertee (ron con vino, jugo de naranja y especias), Kinderpunsch (sidra caliente sin alcohol), bretzels y crepes.

 

Weihnachtsmarkt in Alt-Spandau © visitberlin, Foto: Philip Koschel

 

Guía de los mercados de Navidad en Alemania

El mercado de navidad más famoso es el Christkindlmarkt de Núremberg, inaugurado por el Christkind con pelo dorado y rizado como un ángel. Un dulce típico son los Nürnberger Lebkuchen (deliciosos panes de especias según la receta tradicional). Rothenburg ob der Tauber es una ciudad pequeñita, pero debido a su casco histórico medieval es especialmente bonita. El ambiente en Augsburgo es muy especial porque su mercado está situado en la plaza delante del ayuntamiento renacentista: Cada fin de semana a las 18h hay un “canto de los ángeles” (Engelsspiel).
Por su parte, Múnich tiene una amplia variedad de mercados navideños. Uno se encuentra tras haber hecho un pequeño paseo por el Jardín Inglés (Englischer Garten) debajo de la torre china. En la plaza Marienplatz se ubica el más grande de todos. En el barrio de Glockenbach está el mercado rosa que se dirige especialmente al público homosexual y en el prado de la Theresienwiese, el lugar del Oktoberfest se celebra el Tollwood, un festival de invierno con un amplio programa cultural, distintas ferias de artesanía y mucha comida.

 

La atracción del mercado en Stuttgart con sus más de 280 casetas es un belén con varias ovejas, cabras y un burro, todos reales y vivos. En Eslinga cerca de Stuttgart uno se puede zambullir en la Edad Media: Las casetas y los vendedores están todos vestidos de época y casi no se ve luz eléctrica. También en Ulm delante de la catedral gótica con la torre de campana más alta del mundo, se puede acariciar a ovejas y probar una especialidad típica del suroeste de Alemania: Schupfnudeln (unos fideos de patata) con chucrut. Triberg en la selva negra convierte su cascada con unas 900.000 luces en un mar de luces. Heidelberg, famoso por su bonito castillo, ofrece varios mercados de navidad distribuidos por las calles y plazas del casco urbano. Además, hay una pista de hielo para los más atrevidos.

 

Mercado de Navidad en Schillerplatz, Stuttgart.

 

Frankfurt vienen cada año alrededor de 3 millones de visitantes para pasear entre las 200 casetas en la Römerberg, una de las principales plazas y considerada el centro del casco antiguo. Desde 2012 hay también una sección de PinkChristmas para el público homosexual. Kassel, en el norte de Hesse ofrece un mercado de navidad de cuento: La ciudad de los famosos hermanos Grimm decora las tiendas y especialmente el mercado con las figuras de sus numerosos cuentos. En el sur de Hesse se puede visitar el mercado de Darmstadt o quien busca un ambiente más medieval se va a Michelstadt, con casas de fachadas entramadas que datan del año 1484.

 

Mercado de Navidad en Römerberg, Frankfurt.

 

El mercado de navidad en Maguncia que se ubica al lado de su catedral románica crea un ambiente especial: Gracias a guirnaldas de luces que se juntan en una columna en el centro de la plaza, uno se siente bajo un toldo de estrellas. Hay un belén artesanal de tamaño natural y pueden sentarse en unos barriles enormes. En Trier se elige la única “reina del vino caliente” (Glühweinkönigin) y el vino es, por supuesto, de los viticultores de la región. Saarbrücken ofrece varias atracciones especialmente para los niños como talleres y una noria nostálgica.

 

Colonia es la ciudad que más visitantes recibe: 5 millones de visitantes vienen cada año para tomar su vino caliente a la sombra de las dos torres de la catedral gótica. Al otro lado del Rhin, en Dusseldorf, ponen las casetas alrededor de la famosa calle de compras Königsallee. Dortmund es conocido porque construyen un árbol de navidad con una altura de 45 metros con más de 1.500 abetos y unas 40.000 luces. En Essen hay un mercado de navidad internacional con más de 200 puestos donde se ofrecen productos de diferentes países y regiones del mundo. Aachen (Aquisgrán), no sólo es famosa por su típico pan de especias, los Printen, sino porque Carlo Magno eligió la ciudad como sede de su imperio. El mercado de navidad tiene lugar alrededor de la catedral y del ayuntamiento. Por su cercanía vienen muchos turistas de Holanda y Bélgica.

 

El mercado de navidad en Hannover está situado en el casco antiguo y cada año se monta un puesto distinto que tiene como tema uno de los varios pueblos nórdicos. En Celle se crea un pequeño bosque donde exponen su artesanía los sopladores de vidrio, plateros y tallistas de muñecas. Desde la torre del ayuntamiento de 61 metros de altura, uno tiene una vista estupenda para ver un mar de luces en la ciudad BrunswickGoslar ha mantenido su carácter medieval gracias a sus casas con fachadas entramadas. Además, ponen en el casco histórico unas 50 coníferas, creando así el ambiente de un bosque.

 

Frente al ayuntamiento de Bremen de estilo gótico se puede dar un paseo por los puestos y disfrutar del ambiente que tiene un especial encanto. Hamburgo no sólo ofrece el mercado más grande del norte de Alemania, sino también un mercado erótico en San Pauli conocido por su barrio rojo y la Reeperbahn. Lübeck es famoso por su mazapán y la oferta gastronómica contiene especialidades con este ingrediente tan rico, por ejemplo, manzanas asadas rellenas.

 

El mercado navideño de Rostock en la costa del mar báltico tiene más de 250 puestos y Papa Noel llega el día 30 de noviembre en barco al puerto de la ciudad. En Schwerin el mercado incluso abre hasta el día 30 de diciembre y una de las atracciones es su pista de hielo. Stralsund ofrece un mercado de navidad en las bóvedas históricas bajo el ayuntamiento y en Ludwigslust se presenta delante del palacio barroco.

 

Mercado de Navidad en Neuer Markt, Rostock

 

Quedlinburg, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, ofrece un ambiente muy especial por su casco histórico lleno de casas con fachadas entramadas. Además, se pueden visitar durante algunos fines de semana del adviento unos 24 patios de casas históricas.

 

El de Erfurt es el mercado de navidad más grande de la región y como especialidad gastronómica destacan las típicas salchichas de Turingia (Thüringer Bratwurst) que se pueden degustar frente a la catedral y la iglesia San Severi. El mercado de Dresden no sólo es uno de los mercados de navidad con más tradición, sino también es famoso por el Dresdner Stollen, un pan dulce con frutos secos. Se dice que el mercado de Chemnitz es uno de los más bonitos de Sajonia. Típico son, igual que en Dresden, las figuras de talla de madera de la región de los montes metálicos (Erzgebirge).

 

 

 

Entrevista a Maria Miguel de Cultour-incoming

Maria Miguel | Cultour-incoming

Aleix Aguilera - 4 abril, 2019

Artículos relacionados

5 consejos para organizar tu fiesta privada en Madrid

Día Internacional del Sushi | 10 vinos perfectos para tomar con sushi

El festival VinyaSons Ametller Origen presenta las experiencias de su 7ª edición

La 080 Barcelona Fashion apuesta por la moda sostenible, la economía circular y el fash-tech

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies