Descripción

Villa Imperial de Tamozawa

La ciudad de Nikko, situada a dos horas en tren desde Tokio, es el lugar donde el viajero puede sentirse como un auténtico emperador japonés, gracias a su fuerte vinculación con la Familia Imperial Japonesa, ya que la Villa Imperial Nikko Tamazawa fue habitada por tres generaciones de Emperadores y Príncipes Imperiales, desde su construcción en el año 32 de la Era Meiji (1899) hasta el año 22 de la Era Showa (1948). Además, en ella se encuentran estilos arquitectónicos de las eras Edo, Meiji y Taisho.

 

Este año, en 2019, la edificación del Parque Memorial Villa Imperial Nikko Tamazawa, que cumple 120 años, ha sido designada como activo cultural importante, y en la misma, se observa tanto el estilo arquitectónico de la época, así como la cultura imperial de aquel entonces. Por eso, Turismo de Nikko propone disfrutar de un paseo por el parque memorial en kimono hasta el mes de junio para que el visitante pueda llevarse a casa un bonito recuerdo.

 

Además, con la abdicación del Emperador Akihito se dará el cierre a más de 30 años de la Era Heisei, pero a partir del día 1 de mayo se iniciará la nueva era Reiwa con la llegada del Príncipe Naruhito como Emperador.

 

Por otro lado, cabe destacar que la ciudad de Nikko es una ciudad histórica, puesto que ha sido la base de muchas y antiguas villas pertenecientes a las Embajadas de diversos países y un retiro para los visitantes, tales como la ex villa imperial. Razones de peso por las que pasear en verano mientras se disfruta del buen tiempo, ya que la región de Okunikko es una de las pocas áreas de Japón que apenas es afectada por la temporada de lluvias y que cuenta con un refrescante clima con numerosos y bellos paisajes repletos de montes y lagos.

 

Lago Chuzenji

 

El Parque Memorial de la Embajada Británica y de la Embajada Italiana son edificios clásicos construidos en el Lago Chuzenji, un rincón de gran belleza para el viajero que visita la ciudad en verano. Los parques memoriales de las villas de las embajadas, tanto la italiana como la británica, mantienen sus formas originales desde su construcción, cada una con su peculiar belleza y arquitectura.

 

Por un lado, la edificación del Parque Memorial de la Embajada Italiana fue construida en el año 3 de la Era Showa (1928) y ha estado ocupado hasta el año 9 de la Era Heisei (1997). En el edificio principal se ha buscado restaurar su apariencia original reutilizando, en la medida de lo posible, la madera empleada para el suelo, así como las puertas, ventanas y muebles originales. Otras de sus características destacadas es que el edificio alberga el Museo Histórico de Villas Internacionales y que desde su parque es posible observar la belleza del Lago Chuzenji.

 

Embajada italiana

 

Por último, la edificación del Parque Memorial de la Embajada de Inglaterra fue construida en el año 29 de la Era Meiji (1896) como segunda residencia del diplomático inglés Sir Ernest Satow, que contribuyó positivamente al desarrollo de esta era japonesa, pero después pasó a ser exclusivamente la villa imperial de la Embajada de Inglaterra. Aquí, el visitante tendrá la oportunidad de descubrir la sala de té Minami 4 Ban Classic donde deleitarse con un delicioso té inglés.

 

Embajada británica

 

Además, Nikko situada en plena montaña, sorprende, entre otras muchas razones, por su incalculable belleza natural y arquitectónica y desde 1999 forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Artículos relacionados

Mercat de Mercats celebra el 10º aniversario

Nace Eat Gaudí, un nuevo mercado gastronómico y cultural

La marca española de bicicletas CAPRI crea “la Bicicleta Eléctrica Invisible”

Norwegian Cruise Line eliminará las botellas de plástica de un solo uso en toda la flota

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies