where can i buy methotrexate injection paxil cr price in india can you buy phenergan tablets over the counter viagra tablet price in dubai can you buy viagra in europe
 Coolture Magazine

ROIK | Una start up de carteras masculinas únicas

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Se acabó ver a los hombres con abultadas fundas de móvil con tarjetas o tarjeteros apretados hasta no poder más. Hay que dejar paso a la revolución para los bolsillos, una cartera capaz de gustar a quien no le gusta llevar cartera y con buen gusto por el diseño.

 

La cartera es un regalo común en Navidad, pero ROIK da un giro a este producto de pequeña marroquinería: diseño Slim para que abulte lo menos posible con la máxima capacidad. Hasta 10 tarjetas y acceso rápido a las de más uso con unas ranuras delanteras y traseras que revolucionan el diseño de las carteras.

 

 

Una marca que apuesta por mucha variedad de colores y de temporada como los Pantone Neutral Gray, Tawny Port o Navy Peony en carteras como la Zip Coin Grey, la Burgundy o la Blue Navy. Estas dos últimas con versión con y sin monedero. Además, se abre paso un color destacado de 2018, el Emperator en su versión Land NUT.

 

En tan sólo un año de vida, ROIK ha vendido más de 35.000 carteras en su afán de optimizar los bolsillos de los hombres europeos. Un producto que llevó más de 6 meses de investigación, diseño y testeo hasta encontrar las medidas exactas. Se consiguió aunar comodidad, practicidad y, sobre todo, resolver la necesidad creciente de un nicho de mercado importante que no estaba satisfecho con las carteras convencionales ni los tarjeteros.

 

Prácticamente la totalidad de la producción de carteras ROIK se fabrica en un taller de Ubrique, tierra con gran tradición en la confección de productos de piel. Los artesanos que las fabrican llevan 4 generaciones dedicados a la marroquinería y se implicaron en el proyecto desde el primer prototipo. Un hecho que llevó a la ‘start up’ a confiar en sus manos expertas.

 

 

La optimización del espacio y el perfeccionismo en sus curvas son dos de sus grandes apuestas. En el diseño de la primera ROIK se calculó y eliminó cada milímetro sobrante, un trabajo minucioso que impactó al taller. Otra de las novedades de la marca es un pack regalo especial Navidad formado por una cartera y un llavero de piel. Disponible a partir de diciembre.

 

ROIK es una iniciativa ‘Made in Spain’ que nace de dos ‘treintañeros’, Rosa y Eric, a los que llevar cartera no les gustaba y se dieron cuenta que era un hecho que se repetía especialmente entre los hombres de su alrededor.

 

Desde hacía años sentían la necesidad de crear una empresa suya con la que dejar huella y en 2016 consiguieron darle forma y ponerla en marcha con más éxito de lo esperado en un inicio. Necesitaban un producto que fuese más cómodo y menos voluminoso que una cartera tradicional, y más práctico y con más capacidad que un tarjetero. Llevar la cartera a su máxima simplicidad sin renunciar a la calidad de los productos y con un diseño único, un objetivo inicial que se ha convertido en la propuesta de valor de la marca.

 

¿Por qué no hacer de un objeto tradicional y cotidiano, algo excepcional? Una de las grandes novedades en este sector fue dotar de ‘quick access’ (acceso rápido) a las tarjetas de más uso en las solapas que permite pagar fácilmente y sacar la tarjeta sólo deslizando el dedo. Un acto casi reflejo en la sociedad del siglo XXI que vive en un constante movimiento de ‘scroll’ en su día a día. Un total de 10 tarjetas (9 en el caso del modelo con monedas) en sus ranuras y billetes sin doblar en una cartera que puedes llevar en la palma de la mano.

 

ROIK-Wallets_Land_jean

 

El primer prototipo de ROIK se fabricó en septiembre de 2015: 6 meses y 31 prototipos después lanzaban la página web con la colección final. La estrategia de comunicación inicial fue despertar la necesidad inherente en muchos hombres y cubrir este nicho que el mercado tenía abandonado y del que Eric Parayre, co-fundador de ROIK, formaba parte.

 

Lo primero fue crear una expectativa en Facebook. Pocas fotos y un formulario de inscripción. Después de dos semanas había ya más de 1300 suscritos. Cuando se lanzó el mail, el ratio de apertura se elevó a más del 80%, algo inimaginable, comenta Rosa Soriano, co-fundadora de ROIK. “Empezaron a entrar pedidos el viernes que abrimos ROIK y pensábamos que sólo venderíamos 2 carteras los primeros días. Llegó el lunes y teníamos 81 pedidos que enviar”, añade.

 

4 meses de previsión para que la ‘start up’ funcionase y una autofinanciación que han mantenido hasta el día de hoy. Prácticamente la totalidad de la producción de carteras ROIK se fabrica artesanalmente en un taller de Ubrique, tierra con gran tradición en la confección de productos de piel. Los artesanos que las fabrican llevan 4 generaciones dedicados a la pequeña marroquinería y se implicaron en el proyecto desde el primer prototipo. Un hecho que llevó a la ‘start up’ a confiar en sus manos expertas.

 

Eric Parayre comenta que en la fase de prototipaje nadie quiere trabajar con marcas que nacen ya que es complicado para los talleres. “No ganan nada, pero a ellos eso no les importó. Querían ver nacer ROIK y ser parte de ello.”

 

Para 2018 se prevé una diversificación de productos de la marca manteniendo en firme sus valores y propuesta de valor: hacer más fácil, cómodo y práctico el día a día de sus clientes. La optimización del espacio y el perfeccionismo en sus curvas son dos de sus grandes apuestas. En el diseño de la primera ROIK se calculó y eliminó cada milímetro sobrante, un trabajo minucioso que impactó al taller.