Coolture Magazine

Vallés Occidental | Una escapada perfecta para los amantes del modernismo y la naturaleza

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

El Vallés Occidental es una comarca muy cercana a Barcelona que nos ofrece múltiples actividades para realizar. Gracias a la extensa red ferroviaria y de carreteras nos permite desplazarnos con facilidad. Hoy descubrimos lo que nos puede ofrecer para disfrutar de una escapada perfecta.

 

Ruta Modernista

El Vallés Occidental disfruta de un rico patrimonio modernista que se extiende por diferentes ciudades. El modernismo coincide con un momento de auge de la industria textil, sector muy relevante en la comarca del Vallés Occidental y en el cual tuvo un papel muy destacado la ciudad de Sabadell, que se especializó en la fabricación del tejido de lana. A finales del siglo XIX y XX, en Sabadell se construyeron diferentes edificios modernistas. Algunos fueron edificados por encargo de la burguesía local, como las grandes casas familiares y los despachos textiles. No obstante, este estilo es visible en la ciudad en edificios muy diferentes: escuelas, comercios, y hasta en un hotel. Un paseo por el centro de la ciudad nos permite descubrir también elementos decorativos modernistas, como la baldosa decorativa o el hierro forjado, que aún se conservan en algunas casas.

 

El modernismo en Sabadell ©visitvalles.com

El modernismo en Sabadell ©visitvalles.com

 

Entre 1910 y el 1925 se edificaron la mayoría de las casas y edificios modernistas de Rubí. Los edificios modernistas de la ciudad fueron construidos, mayoritariamente, por rubinenses que habían hecho fortuna en las Américas y por industriales barceloneses que construían en Rubí su residencia de verano. Algunos ejemplos son la Torre Teixidor, les Escoles Ribas, el Casino Español, el Ateneu de Rubí o el Celler Cooperatiu.

 

A finales del siglo XIX, Sant Cugat se convirtió en uno de los lugares escogidos por la burguesía barcelonesa para construir sus casas de veraneo. Entre las construcciones de la época destacan las casas como Casa Arme, Casa Rui o Casa Mònaco, situadas en la Avinguda de Gràcia y el Mercat Vell.

 

El modernismo en Sant Cugat ©visitvalles.com

El modernismo en Sant Cugat ©visitvalles.com

 

El modernismo en Sentmenat es visible en algunas casas del pueblo situadas en el paseo de Anselm Clavé y en las calles de Caldes, que fueron construidas a principios del siglo XX. Uno de los exponentes más destacados del modernismo de Sentmenat es el cementerio municipal, del cual destaca especialmente el portal y los elementos decorativos con la utilización de trencadís y varios motivos escultóricos.

 

El arquitecto más relevante de Terrassa durante el modernismo fue Lluís Moncunill, con obras tan destacadas como la Masia Freixa, el Vapor Aymerich, Amat i Jover i el Magatzem Farnés. También destacan el Parc de Desinfecció, la Casa Josep Coll i Bacardí (Casa Baumann) y la ermita del Sagrat Cor de Jesús, obras de Josep M. Coll i Bacardí; la reforma de la Casa Alegre de Sagrera de Melcior Vinyals o la antigua Confiteria Vídua Carné de Joaquim Valcells. En la primavera, el pasado modernista de Terrassa resurge con fuera en la Fira Modernista. Durante un fin de semana la ciudad hace un viaje en el tiempo y los visitantes pueden disfrutar de una agenda de actividades culturales y lúdicas relacionadas con aquella época.

 

Disfrutar de la naturalezavisitvalles.com/…/las-cuevas-de-sant-llorenc-del-munt

La proximidad de Matadepera al Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac, convierten a esta bonita villa en el lugar ideal para empezar cualquiera de los itinerarios que recorren esta vertiente de la sierra de Sant Llorenç del Munt. Huyendo de los itinerarios más característicos, para los amantes del senderismo recomendamos adentrarse por canales indómitos y escondidos que nos permiten descubrir los secretos que esconden las cuevas del parque, como las cuevas obradas dels Òbits, la cueva-ermita de Santa Agnès o las cuevas enlazadas y sorprendentes de Sescorts.

 

Las cuevas de Sant Llorenç del Munt ©visitvalles.com

Las cuevas de Sant Llorenç del Munt ©visitvalles.com

 

Desde Santa Perètua de Mogoda hay un itinerario que nos permite descubrir el castillo de Can Taió, una construcción que, ajena al paso del tiempo y enclavada en una zona de bosques y cultivos, se levanta majestuosa a cubierto del casco urbano. Esta casa de finales del siglo XVII, que se convirtió en castillo en el siglo XX, ha sido desde segunda residencia de la familia propietaria a orfanato después de la guerra. Hoy es un magnífico lugar para visitar y a la vez disfrutar de una bonita excursión apta para personas de todas las edades.

 

El castillo de Can Taió ©visitvalles.com

El castillo de Can Taió ©visitvalles.com

 

El dolmen de Serra Cavallera es un monumento neolítico destinado a funciones funerarias situado en la Serra Cavallera, a 418m de altura. Se encuentra en Sentmenat y se puede visitar haciendo un tranquilo paseo. Es visible la cámara funeraria dado que falta todo el túmulo que cubría las losas que se ven ahora. Es el dolmen más septentrional de los conocidos hasta ahora en el megalitismo catalán.

 

Dolmen de Serra Cavallera ©visitvalles.com

Dolmen de Serra Cavallera ©visitvalles.com

 

El poblado ibérico de Ca n’Oliver es un elemento patrimonial clave para conocer en profundidad la cultura ibérica layetana. En el yacimiento se pueden ver más de 6.000m2 de restos recuperados y tres edificios reconstruidos. El paseo por el poblado es una puerta abierta al pasado, a la evolución de este asentamiento ibérico y a la vida cotidiana de los íberos que habitaron estas tierras. Además, cuenta con un museo donde se exponen más de 500 objetos encontrados en las excavaciones arqueológicas.

 

Poblado ibérico de Ca n’Oliver ©visitvalles.com

Poblado ibérico de Ca n’Oliver ©visitvalles.com

 

La Vall d’Horta, un valle por descubrir

Os proponemos una actividad para perderos por la fantástica Vall d’Horta, que esconde muchos secretos por descubrir. La Vall d’Horta se encuentra dentro del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac y forma parte del término de Sant Llorenç Savall. Una de las mejores formas de descubrir este valle es en segway… ¡no os lo podéis perder!

 

Dinamic003

 

A lo largo del camino descubriremos la historia de las diferentes masías del valle hasta llegar a la espectacular construcción modernista del Marquet de les Roques, bajo las cuestas del Montcau y los Emprius. 

 

Dinamic002

 

El itinerario en Segway empieza en el aparcamiento del Pont de la Roca, al inicio de la Vall d’Horta donde se unen las aguas de su riera con las del río Ripoll a su paso por el pueblo de Sant Llorenç Savall. A lo largo del camino se pueden ver las diferentes masías como la Roca, las Oliveres, el Comadran, la Muntada y finalmente el Marquet de les Roques. El Marquet es una espectacular edificación de estilo modernista que destaca por su privilegiada situación, entre las laderas del Montcau y rodeado por las angostas canales de espesa vegetación de las Fogueroses y los Emprius.

 

Dinamic001

 

La masía del Marquet de les Roques es conocida porque fue residencia vacacional por la familia Oliver, familia del poeta sabadellense Joan Oliver, conocido con el pseudónimo de Pere Quart. La casa fue punto de reunión de artistas e intelectuales de la época y en ella se fundó una pequeña editorial, La Mirada.

 

Recorrido de esta excursión: 10 km

Desnivel: 80 m

Grupos: Hasta 12 personas

www.dinamicsolutions.es

 

5 museos que no debemos perdernos

El Museu d’Art de Cerdanyola – Can Domènech se encuentra ubicado en un edificio modernista, obra del arquitecto Gaietà Buïgas, el primer teatro-casino de los veraneantes. El museo tiene como objetivo principal la investigación, conservación y difusión del patrimonio artístico del municipio, centrado especialmente en la época modernista, novecentista y art déco. El equipamiento cultural programa exposiciones temporales de producción propia o en colaboración con otras entidades, cursos y ciclos de arte moderno y contemporáneo, música y espectáculos, poesía y literatura, publicaciones y toda una serie de actividades de difusión dirigidas al público escolar, general o específico.

 

El Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont es una institución dedicada a la investigación, difusión y conservación del patrimonio paleontológico de nuestro país. El Institut reúne la colección de mamíferos fósiles más importante de la península y una de las más completas de Europa. La colección, que contiene más de 170.000 ejemplares fósiles, recoge ejemplares de los yacimientos de las comarcas del Pallars y del Berguedà (cretáceo), de la zona del Vallès – Penedès (mioceno) y de cal Guardiola y Vallparadís, en Terrassa (pleistoceno inferior). El museo dispone de dos salas de exposición permanente: una, dedicada a la sucesión de mamíferos fósiles en Catalunya, y otra, a la evolución de la vida durante la era de los dinosaurios.

 

Museu de l’Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont ©visitvalles.com

Museu de l’Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont ©visitvalles.com

 

El Museu de Sant Cugat es una entidad descentralizada que tiene el objetivo de promover la investigación, la conservación y la difusión del patrimonio histórico, artístico y cultural de Sant Cugat desde un punto de visto amplio. La Casa Aymat es el único museo en Catalunya dedicado al tapiz contemporáneo y subsede del Museo de Sant Cugat. El artista y diseñador Tomas Aymat, después de un largo recorrido por diferentes escuelas europeas, instaló en 1926 su taller en Sant Cugat en la que hoy se conoce como Casa Aymat. Aquí se diseñaron algunas de las piezas más destacadas del tapiz contemporáneo: desde los inicios más tradicionales con Tomàs Aymat hasta las obras de la Escuela Catalana del Tapiz, que destacó por su nueva concepción de este arte. El recorrido explica apuntes técnicos sobre las técnicas del tapiz y la alfombra, descubre la historia de la manufactura y presenta un conjunto de obras representativas del tapiz contemporáneo catalán.

 

El arquitecto Lluís Muncunill construyó este vapor el 1907 por encargo de Aymerich, Amat y Jover, tres industriales tarrasenses dedicados a la fabricación de tejidos de lana. Después del cierre de la fábrica en 1976, la Generalitat de Catalunya destinó el edificio como sede del Museu Nacional de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya en el año 1983. El mNACTEC difunde y promociona el conocimiento de la cultura científica, técnica e industrial y, conserva, muestra y estudia los adelantos científicos y técnicos en Catalunya, su aplicación industrial y la incidencia social que han tenido. Se pueden visitar las diversas partes conservadas de este vapor modernista, considerado uno de los mejores ejemplos del modernismo industrial catalán (chimenea, carboneras, calderas, máquina de vapor y una sala de máquinas) y las exposiciones permanentes y temporales que acoge.

 

Museu de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya ©visitvalles.com

Museu de la Ciència i de la Tècnica de Catalunya ©visitvalles.com

 

La villa de Castellbisbal ha sido, históricamente, un pueblo agrícola con una economía basada en la producción vitivinícola y hortícola. Ante la pérdida del sector primario en beneficio de la actividad industrial, el Museu de la Pagesia nace con la voluntad de los vecinos del municipio de conservar esta tradición agrícola. Por este motivo, los habitantes donaron al museo herramientas del campo y enseres de la vida cotidiana del campesinado. Actualmente, el museo se encuentra estructurado de forma temática, con una planta dedicada a la vida del labrador, otra, a los trabajos al campo y la última, al transporte y a los mercados.

 

Gastronomía y producto local

¿Sabíais que en el Vallés Occidental hay un montón de productos singulares? ¿Conocéis el aceite de becaurda? ¿Las Belgues? ¿Los Dàkars? ¿Y el petador de Sentmenat? En los municipios de la comarca encontraréis productos singulares, de calidad y proximidad vinculados al territorio.

 

El Mercat Ecològic Itinerant promociona las variedades y los productos de alimentación de temporada y del territorio y da a conocer la agricultura y la producción ecológica como modelo sostenible para la preservación del medio ambiente y de calidad para el consumidor. Cada sábado podemos encontrar miel, vinos y aceites, embutidos, quesos, requesón, frutas, verduras y productos para llenar el cesto. Los días de Mercat Ecològic Itinerant, grandes y pequeños pueden participar en diferentes talleres y actividades que permiten conocer y entender otras maneras de cultivar la tierra y de trabajar en sintonía con la naturaleza y el medio ambiente.

 

Mercat Ecològic Itinerant ©visitvalles.com

Mercat Ecològic Itinerant ©visitvalles.com

 

Si queréis saber más, sobre los productos locales del Vallés Occidental os recomendamos consultar el catálogo Tasta el Vallès, que han elaborado desde el Consorci de Turisme, donde se recogen los productos locales y los nombres de las personas que están detrás de ellos.

 

Como veis, hay muchísimas cosas que hacer en el Vallés… y es que ya lo dijo Joan Oliver: “En ma terra del Vallès / tres turons fan una serra / quatre pins un bosc espès / cinc quarteres massa terra / Com el Vallès no hi ha res”.