Arnau Boixaderas

Judit Neddermann: “Me expongo al máximo a nivel musical, artístico y emocional”

Disminuir tamaño de fuente Aumentar tamaño de fuente Texto Imprimir esta página

Una chica, porque es una chica de 26 años. Nacida en Vilassar de Mar. Se la ve dulce, como la miel. Y en una sonrisa que siempre confiere, como lo hace la brisa en el mar, ya nos lo dice todo. Es imposible hacer ver que no la ves llegar. De piel fina y elegante, morena y hecha, quizás, de barro. De familia de músicos. La música en las venas. Ojos de color de la miel, que brillan diferente, sí, de iluminación, de juventud, de aire fresco. A noches de verano, digamos. Y por ella, el amor, llega sin avisar. Es emocional. El amor por la música no le ha llegado, pero porque siempre la ha llevado en el corazón, ya de nacimiento. Cantante y compositora, publica su segundo disco titulado “Un segon” el 4 de marzo de 2016, galardonado como mejor disco de los lectores de la revista “La Tornada”. Este segundo trabajo es un nuevo paso firme después que en 2014 publicara el que sería su primer trabajo discográfico como cantautora, el disco “Tot el que he vist” (Temps Record, 2014). Una estrella catalana que tendremos que cuidar. La entrevistamos en el backstage del séptimo aniversario de #coolturemagazine, en la Antiga Fàbrica Estrella Damm donde después tocará y cantará.

 

Y ahora… Hazme las correcciones pertinentes, si se deben en su caso.
Yo me defino como cantante y autora. Me gustaría que la gente se quedara con que yo hago mi música. Y mis proyectos son sinceros, ¡Y valientes en los que participo! Me expongo al máximo a nivel musical, a nivel artístico y emocional.

 

nedderman_entrevista_2

 

Tienes muy buenas críticas.
¿Ah sí?

 

Sí.
Pues mejor (risas). Supongo que en el fondo he tenido la suerte siempre de saber elegir qué es lo que hacía y todos los proyectos que me han propuesto creo que son de una muy buena calidad musical y los que no me han parecido de buena calidad musical, pues, ya no he entrado. Me alegro mucho de tener buenas críticas es algo que no es indispensable, porque al final lo que importa es que la gente conecte con tu música. Os estoy agradecido a los periodistas ya los críticos musicales.

 

Nedderman, por tanto, como cantautora responde una concepción heterodoxa del folk con contenido lírico?
¡Uau! No diría que es exactamente eso, creo que es una mezcla de las músicas que he vivido a lo largo de mi vida. El folk es una parte, pero también hay jazz, pop, también hay influencia de la música negra, de la worldmusic en general. El folk es una pequeña parte de lo que es mi música.

 

Y los padres y familia contentos.
Sí, súper contentos. Pero no porque me dedique en este ámbito, es decir, si fuera médico y fuera feliz, estarían igual de contentos, ¿Sabes qué te quiero decir?

 

Y la formación académica también va de acuerdo con tu profesión, imagino.
Sí, he hecho todos los cursos de música oficial menos máster, o sea, hice todo el grado elemental, el grado medio que en el caso de la música moderna no está reglada, pero hice todos los cursos intermedios en el Taller de Músics y entonces al grado superior que duró cuatro años y después del superior … ¡Tenía mucho trabajo! No he hecho el máster ni de performance, ni de composición ni de nada aunque no lo descarto más adelante. La verdad es que estoy trabajando mucho y estoy contenta con lo que hago.

 

IMG_4016¿La práctica es más importante que la teórica en este campo donde trabajas?
La teórica es una herramienta. Hay gente que no tiene ni idea de teoría, pero en cambio, la práctica, la tiene muy lograda sea porque ha escuchado mucha música, ha nacido en un entorno musical, etc. Entonces esto hace que la música la controlen mucho, pero en mi caso me ha ido bien estudiar la música como disciplina, hacer clases de lenguaje musical, de conjunto instrumental, aprender la teoría del jazz… Esto me ha enriquecido mucho como músico.

 

Tienes los mismos nervios que la primera vez que subiste en un escenario?
No! Iríamos mal. Aunque yo he subido en escenarios desde muy pequeña.

 

No lo sabía. ¿Y con cuántos años, esto?
Siempre. Desde que tenía cinco o seis años que hago audiciones de guitarra encima del Ateneu de Vilassar (de Mar). Entonces estoy muy acostumbrada. Pero la primera vez que salí a cantar tenía trece. Y profesionalmente con diecisiete. Hace casi diez años. Y el escenario no me bloquea nunca.

 

Esto te quería decir. Se te ve muy natural cantando.
Es un espacio donde me siento muy cómoda. En general no me equivoco nunca de letra, porque tengo mucha memoria y me salen solas. Hace muchos años que lo hago, claro.

 

¿Hay alguna sala dentro de Cataluña que te haría especial ilusión visitar?
Me gustaría mucho cantar en el Liceu, por ejemplo. Y me gustaría mucho cantar en el Palau de la Música mis canciones. Porque he cantado dos veces en el Palau, pero con otros repertorios que no eran propios. Voy como una hormiguita. Pero una hormiguita que no se para. Algún día llegará.

 

¿Has tocado en Madrid, Bilbao… Es distinta la gente sensorialmente allí que aquí?
Aquí en Cataluña notas la gente aun estando en silencio. Allí en Bilbao había un silencio frío. Fue duro. Pero cuando se terminó el concierto todos me vinieron a felicitar. Es curioso, porque yo no había notado ese feedback arriba. Son menos expresivos a nivel de público escenario. Y en Madrid, yo estaba muy nerviosa por la carga política que tenemos aquí. Y fue tan bonito. La gente estaba encantada.

 

“A mucha gente se la podría parar y decir: ¡Hey! Muy bien lo que estás haciendo, pero a mí me paran porque soy cantante, ¿Sabes qué te quiero decir?”

 

¿Cantaste en catalán?
(Afirma con la cabeza) Sí, sí. Casi todo el concierto. Hice dos canciones en castellano y todo el resto en catalán. Estuvieron muy receptivos y muy entusiastas aplaudiendo. Me sentí querida cosa que no me esperaba.

 

 

¿Esperabas algo malo?
No! Sólo quizás más neutralidad. Ha venido esta chica a tocar en catalán, ah! Pues vale. Y no fue así. Al revés. Vendí muchos discos; hay gente de allí que todavía me escribe “Cuando volverás a Madrid” (gesticula y exclama).

 

26 años. ¿Qué objetivos marcados tienes de cara a tu carrera?
(Lo piensa) Objetivos concretos, no. Pero sí hay uno que es vivir de mi propia música que eso ahora mismo ya está casi pasando. Es decir que si hago otras cosas es porque tengo ganas de hacerlo. También me gustaría que invertir en un disco no fuera un gasto tan grande. Pero yo no estoy en posición de quejarme.

 

“En cuanto aquí en Cataluña y España como se está gestionando esta situación. Me parece triste que no se deje preguntar a la gente qué piensa. Y me parece también vergonzoso como se intenta convencer a las dos partes como si no tuviéramos nada que ver… Y somos lo mismo.”

 

Y ya que estamos, a nivel social, alguna crítica hacer… ¿O no?
(Indignada) Las que quieras. Me parece vergonzoso lo que está pasando a nivel europeo, cierre de fronteras, bloqueo a los refugiados. Me parecen preocupantes los partidos de ultra derecha que están avanzando. Tengo la sensación de que nos estamos volviendo locos, otra vez, y más teniendo la experiencia del último siglo. En cuanto aquí en Cataluña y España como se está gestionando esta situación. Me parece triste que no se deje preguntar a la gente qué piensa. Y me parece también vergonzoso como se intenta convencer a las dos partes como si no tuviéramos nada que ver… Y somos lo mismo.

 

Y a tenor del bloqueo a los refugiados… Cantaste con Antonio Orozco, Pablo López, que representó para ti hacer este rol de defensa social?
Para mí fue una oportunidad grandiosa de grabar junto a artistas muy reconocidos. Lo que me hizo mucha ilusión fue conocer Joan Manuel Serrat y cantar una de las canciones favoritas de la historia de mi vida que es “Mediterráneo”, ¡Con él! Además era una causa muy relevante, no era una grabación cualquiera, no sólo artística, artística y política como decías.

 

¿El reconocimiento lo llevas bien?
Me hace mucha ilusión que la gente te dé ánimos de la nada. Yo pienso… A mucha gente se la podría parar y decir: ¡Hey! Muy bien lo que estás haciendo, pero a mí me paran porque soy cantante, ¿Sabes qué te quiero decir?

 

Sí. Pues muchísimas gracias y suerte, Judit. Y un abrazo.
(Sonríe) Igualmente, gracias a vosotros.

www.juditneddermann.com