Roger Soler | Cellers Blanch

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los orígenes de la familia Blanch relacionados con el mundo agrícola se remontan a más de 300 años con referencias escritas del 1736. En la actualidad, la tercera generación ha hecho una revisión para situarse de nuevo en el mercado y ha focalizado su esfuerzo en trabajar la esencia del producto, las características del terreno y la uva, para plantear un negocio basado en un producto ecológico y de máxima calidad. No es casual que los primeros vinos de esta nueva etapa sean los producidos por la variedad Subirat Parent, tradicional en la zona y recuperada especialmente para el nuevo proyecto. Hablamos con Roger Soler, gerente del Cellers Blanch para descubrir este proyecto nacido en Puigpelat.

El origen de Cellers Blanch data de 1965, ¿cómo valoras la trayectoria de la bodega hasta la actualidad?

Consideramos que la trayectoria ha sido ascendente. En cada etapa o cambio generacional se ha hecho hincapié en algunos aspectos clave para la permanencia y la ampliación del negocio familiar. Desde la concepción del mercado del vino a la expansión a otros productos, como el cava o el aceite. A día de hoy, el valor añadido es la supervisión del trabajo desde el viñedo hasta la botella sin dejar ningún paso que no esté en nuestras manos. A nuestro parecer, poder cerrar el círculo de vida del vino es algo importantísimo para el desarrollo de nuestro negocio.

Para elaborar un buen vino, ¿qué es lo más importante?

La elaboración del vino tiene dos grandes grupos de elementos: los que se pueden controlar y los que no. Quizás los más importantes son aquellos que no puedes controlar, como la climatología de ese año: lluvia, sol, frío, la fauna de la zona, etc. Ese punto marca claramente tanto la cantidad como la calidad de la uva.

A partir de ahí, sí se puede jugar con las piezas que uno puede controlar, como la gestión del terreno, la recolección de la uva, que es clave, y el trato en la bodega. No se trata sólo recolectar uva, prensarla y gestionar el mosto; cada paso tiene su delicadeza y determina cuál y cómo será el siguiente paso.

¿Puedes definir en tres conceptos tu filosofía vinícola?

La filosofía de nuestra bodega es familiaridad, proximidad y sinceridad. Creemos que la base de todo es ser honrado y, para ello, pedimos a todos los que participan (y participamos) en este proyecto el valor de la cercanía y de decir lo que se cree sin temor a la crítica.

Vuestros viñedos están situados en Puigpelat, Tarragona. ¿Qué particularidades os da el territorio en vuestros productos?

Nuestros terrenos están situados en una zona elevada con relación al mar, unos 1.000m de altura, y a sus espaldas tienen la sierra de Miramar. Estos dos hechos son los que marcan las particularidades, ya que por un lado los viñedos reciben los aires del Mar Mediterráneo (aunque con baja intensidad debido a la distancia) y por otro lado la sierra los protege de los vientos de la zona interior. Todo ello genera buenas temperaturas y una climatología excelente para el crecimiento de la uva. Esta situación de calma y tranquilidad es más marcada en verano, con una escasez de lluvias que favorece la maduración final de la uva.

¿Cómo han influido los efectos del cambio climático en vuestros viñedos y en general en la zona?

Los efectos del cambio climático para nosotros son muy claros. Desde pequeños la vendimia se iniciaba pasadas las Fiestas Mayores de Verano (15 de agosto) y se podía alargar hasta mediados y finales de septiembre. Lógicamente, la maquinaria agrícola ha evolucionado mucho y acorta la vendimia en tiempo, pero nosotros hacemos referencia a los cambios en la climatología, que afectan al equilibrio y la calidad de la uva.

Para ejemplificarlo, desde hace años, una o dos variedades ya entran en bodega los días previos a las fiestas (la más temprana fue un 4 de agosto) y, a principios de septiembre, ya contamos con toda la producción en su interior. Los controles de calidad son de vital importancia, ya que el clima cambiante hace que los parámetros de análisis estén muy al límite de lo que corresponde para la tranquilidad de los que estamos en la bodega.

Es decir, el cambio climático nos ha generado un movimiento en las fechas de vendimia y en el equilibrio de los parámetros de la uva. Seguro que a lo largo de los próximos años esto se va a acentuar provocando, quizás, un cambio obligado de variedades o de procesos de elaboración tanto de la uva como del vino.

Y para ello, ¿cómo afronta Cellers Blanch esta situación en el futuro? 

El futuro es siempre incierto, aunque queremos rediseñar un poco el proceso de venta. Para ello queremos afianzar los productos que estamos elaborando e incorporar nuevas líneas o descartar otros productos. Con ello queremos decir que quizás algún vino puede tener un giro a otro estilo, por ejemplo, un tinto sin crianza evolucionarlo en barrica para su crianza. Quizás alguno de los vinos espumosos puede pasar a ser parte de un coupage con otro vino o incluso desaparecer de la línea de producción. Nuestra idea es siempre adaptarnos a lo que sentimos en ese momento y lo que puede encajar en el mercado. No creemos en hacer vinos para vender solamente sino para convencer. Es decir, que nuestra idea y filosofía se pueda encontrar en cada botella.

¿Crees que hay un vino para cada ocasión?

Por supuesto que hay un vino para cada ocasión, pero debemos romper con los tópicos. Comúnmente vinculamos un tinto con carne o un blanco con pescado. Hay que romper este muro y abrirse a nuevas experiencias: un rosado acompaña muy bien cualquier situación, comer con vino espumoso (cava o champagne) y no dejarlo sólo para brindar, etc. El trabajo más difícil de las bodegas es ser capaz de romper los mitos y abrir la mente de la gente para que salga de su zona de confort y se atreva a probar productos nuevos y en contextos nuevos.

Muchas bodegas luchan hoy día por hacerse un hueco en el pujante sector del enoturismo, ¿qué ofrece de diferente Cellers Blanch al visitante?

El enoturismo tiene unos estándares que toda bodega cumple, como son las visitas a la propia bodega con la explicación del proceso de elaboración del vino y una pequeña cata de los productos. En ese punto nosotros también estamos, aunque somos de aquellos que creemos en aportar algo más que lo habitual, puesto que visitadas unas cuantas bodegas ya se puede tener una idea del proceso de vinificación. Nosotros queremos aportar algo más.

Así pues, en nuestro caso ampliamos dicho marco y realizamos excursiones por los alrededores de la bodega que abarcan un pequeño paseo por los caminos llenos de viñedos con una cata final, y también una pequeña ruta por los rincones de Puigpelat que, aunque es pequeño, guarda grandes sorpresas.

Además, recientemente hemos incorporado una experiencia nueva en nuestras propuestas enoturísticas: un ‘escape room’ vinculado con el mundo del vino. No es el clásico al que la gente está habituado puesto que la infraestructura de la bodega está pensada para la elaboración de vino, pero sí que mantiene la magia de este tipo de actividades. A día de hoy la aceptación ha sido muy positiva y eso nos llena de motivación para seguir mejorando este juego que, si el grupo quiere, puede terminar con una cata de vinos. Para hacer una breve explicación, grupos de hasta 6 jugadores y 1 hora aproximada de pruebas vinculadas con el mundo del vino. Es apto para todos los niveles de amantes del vino.

¿Cómo crees que se encuentran actualmente los vinos de la D.O. Tarragona frente al panorama nacional?

Los vinos de la DO Tarragona siempre han sido de muy buena calidad, aunque muchas otras DO’s hayan pasado por delante de la nuestra en ventas en el mercado. Para nosotros, no es un problema de calidad sino de capacidad comunicativa, no sólo de la DO sino de las propias bodegas que formamos parte de ella. Durante varios años hemos ido perdiendo protagonismo cuando somos una de las más grandes en extensión en Cataluña y una de las más antiguas, los romanos ya hacían vino en estas zonas. Quizás la problemática ha sido no contar lo que hacemos, pero desde hace un tiempo se está potenciando la marca y el futuro que se nos depara es prometedor.

¿Qué puede hacer el sector del vino para captar al público joven español, que se inclina más por la cerveza?

El interés por el vino de los jóvenes es un tema que hay que afrontar de manera urgente. Quizás hay dos temas que son los que más nos preocupan con el consumo de vino en jóvenes. Por un lado, creemos que la vinculación del consumo de vino con un nivel económico elevado debe romperse, puesto que existen muchos vinos a muy buen precio, con lo cual todo el público debería poder entrar en este mundo. En segundo lugar, romper con los esquemas de vino-comida y potenciar el vino como una bebida que puede maridar con todo, con amigos, con una lectura, con una película, etc.; el vino no es exclusivo del restaurante.

¿Qué planes de futuro tenéis que se puedan contar?

Hoy en día nuestro proyecto a corto plazo es potenciar el enoturismo como parte importante de nuestra bodega. El cliente final, el que bebe el vino, sólo tiene contacto en catas de vinos o ferias en las que, durante 2-3 minutos, le debes contar quién eres, qué haces y cómo lo haces. Por ello, que la gente venga a la bodega nos permite alargar estas explicaciones, intercambiar opiniones y acompañar esos momentos con una copa de vino. Al final, el vino es la excusa para compartir instantes y experiencias, y por ello hay que potenciarlo.

Aleix Aguilera

Aleix Aguilera

Actualmente director de Coolture Magazine y activista LGTB. Cuando sea mayor quiero ser rockstar, ilustrador, poeta y Alcalde de Barcelona.

Ultimas noticias

Estudios científicos sobre el CBD

El aceite de CBD, uno de los remedios naturales más populares entre todas las generaciones, y con mucha razón. Y es que el CBD, un

Lo más leído
Barcelona Gallery Weekend 2020 confirma su cita en septiembre
Las nuevas tribus urbanas dentro de los millennials
Martini Fiero | El nuevo aperitivo fresco y moderno
Cinesa estrena sus salas LUXE en Barcelona
Francisco Pérez Hidalgo | Bodegas Pérez Hidalgo
Grandes Mujeres Artistas | El libro más completo e ilustrado de mujeres artistas
10 cocinas modernas que te inspirarán
Estudios científicos sobre el CBD
Tap Tap Tales | Aventuras interactivas llenas de divertidas actividades educativas para niños
Smartbrain Pro | Un programa interactivo para tratar el deterioro cognitivo
¡NO TE PIERDAS NADA!

Apúntate a nuestra newsletter

Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies