Descripción

Irlanda es un país que enamora por muchas razones, porque mezcla una cultura ancestral con una sociedad amable y cercana, y todo esto lo envuelven parajes idílicos de color verde, un verde especial que solo encontrarás en esta isla.

 

El atractivo turístico más importante que tiene, sin duda alguna, son sus paisajes, su campiña, sus imponentes acantilados. Irlanda está plagada de parques nacionales e incluso de un geoparque mundial de la UNESCO, donde se enmarcan los acantilados de Moher. Esto nos desvela lo que nos podemos encontrar cuando viajamos a este país.

 

Long Room, Trinity College

 

La capital, Dublín, es una urbe típicamente europea pero con ciertos matices. Por ejemplo, no encontrarás grandes rascacielos, si no todo lo contrario, casas bajas con un encanto especial. Allí son muy comunes las construcciones de estilo georgiano decoradas con puertas coloridas.

 

El dinamismo de esta ciudad es palpable si paseas por sus calles. El tráfico rodado no es tan abrumador como en otras grandes capitales, dejando mayor protagonismo a las bicicletas y a los peatones. Es por esto que la mejor manera de descubrir Dublín es andando, con un guía experto y en español.

 

De la calle O’Connell, junto al Spire, salen los tours gratis de Dublín en castellano que disponen de dos salidas y cada una recorre una parte de la ciudad.

 

St Patrick’s Cathedral

 

La ruta norte de Dublín se centra en su pasado político y la lucha de los irlandeses para conseguir la independencia de los británicos, recorriendo su arteria principal y escenario de la revolución republicana, O’Connell Street, la oficina general de correos y su importancia en el levantamiento de Pascua de 1916, el jardín de los recuerdos, el mercado de More St y la casa de aduanas.

 

En el tour del sur de Dublín descubrirás el recinto del Trinity College (la universidad más antigua de Dublín), el Temple Bar en el casco viejo de la ciudad, el recinto del Castillo de Dublín y las catedrales de St. Patrick y de Christ Church, esta última situada en la zona donde se asentaron los primeros vikingos.

 

Una forma muy utilizada para moverse por Dublín es el autobús turístico, porque tiene más de 25 paradas en las principales atracciones turísticas de la ciudad.

 

Así podrás explorar a tu ritmo la capital de Irlanda, visitar lugares de interés durante todo un día a bordo de un autobús de dos plantas. Algunas de las paradas que se incluyen son el Trinity College, la fábrica de cerveza Guinness, el castillo de Dublín, la catedral de St. Patrick, la antigua cárcel Kilmainham Gaol, la antigua destilería Jameson.

 

Visitar una ciudad no debe consistir sólo en conocer sus monumentos, por eso os proponemos hacer una ruta de pubs con cata de whiskey y cerveza fuera de la zona turística con visitas a bares locales con gente local, donde descubrirás la verdadera esencia irlandesa. Podrás probar distintas variedades de cerveza y whisky irlandés y acabar con una sesión de música folclórica tradicional.

 

Otra de las experiencias que ningún visitante debería perderse cuando viaja a Irlanda es acudir a un espectáculo de baile celta y disfrutar de su famosa danza celta, una noche con un gran ambiente festivo amenizado por un grupo de música irlandesa con un cuadro de bailarines y aderezado con platos típicos de la isla.

 

5 excursiones desde Dublín
Acantilados de Moher y Galway

Los acantilados de Moher se han convertido en la mayor atracción turística del país. Impactan los 214 metros de altura de sus paredes rocosas con el océano atlántico de fondo y la bruma creando una atmósfera especial, con la torre de O’brien de vigía, y donde incluso podemos ver las islas de Aran al norte.

 

Los Acantilados de Moher se distinguen por albergar una fauna que harán disfrutar a los amantes de las aves con la visión de los simpáticos frailecillos, alcas comunes, gaviotas tridáctilas y si tenemos suerte, halcones peregrinos.

 

©Tourism Ireland

 

También dispones de un centro de interpretación amplio, con exposiciones, proyecciones de vídeo y zonas para comer o tomarte café.

 

En esta excursión también merece la pena conocer la ciudad de Galway, que se encuentra en pleno corazón de la ruta costera del Atlántico. Otra vez más te recomendamos que te adentres en ella andando, para saborear con los cinco sentidos todo lo que guarda, como su música callejera, sus tiendas coloridas o su río con el famoso Arco Español. +INFO

 

Belfast y la Calzada del Gigante

Belfast, la capital de Irlanda del Norte, no queda muy lejos de Dublín, más o menos a dos horas y media, y tanto Belfast como la Calzada del Gigante se pueden visitar en el mismo día. La Calzada del Gigante es otro de los grandes conocidos de la isla. Su origen es volcánico y está formada por cerca de 40.000 columnas de basalto ascendiendo del mar en la Costa Antrim. Su importancia está reconocida por ser Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es uno de los “Highlights” más importantes de Irlanda.

 

 

Para conocer Belfast lo mejor es realizar una panorámica en autobús. Nos explicarán el pasado político y la implementación de la paz, porque aunque hayan pasado veinte años desde el acuerdo de paz de Viernes Santo en 1998, todavía en Belfast y Derry podemos ver las cicatrices del conflicto. Muros gigantescos que separan barrios y numerosos murales y memoriales que recuerdan a las víctimas, nos trasladan al dramático pasado que vivió la ciudad. Recorrerás sus espacios más emblemáticos como los murales políticos de los barrios proletarios católicos y protestantes, el muro de la paz, la cárcel, el juzgado, el museo del Titanic y el Ayuntamiento. +INFO

 

Montañas de Wicklow

Una de las zonas más visitadas de Irlanda, aunque no tan conocida, son las montañas de Wicklow, un Parque Nacional de 20.000 hectáreas de zona pantanosa, bosques de robles y coníferas y manadas de ciervos sica.

 

Allí pasearemos hasta los dos lagos glaciares, el Upper Lake y el Lower Lake y conoceremos el resto de Glendalough.

 

 

Otro paso obligatorio de esta excursión es la mansión y los jardines de Powerscourt, donde podremos pasear por sus jardines italianos, descubrir su cementerio de mascotas, la torre de Rapunzel, los caballos alados y el jardín japonés, así como una variedad arbórea y vegetal importantes.

 

Y después de toda una mañana disfrutando de parajes de ensueño, iremos a degustar el emblemático menú del pub Johnnie Fox’s, posiblemente el pub más escondido y curioso de Irlanda, donde tendrás la posibilidad de probar el estofado tradicional irlandés Irish Stew. +INFO

 

Howth y Malahide

Muy cerca de Dublín se encuentra Howth, zona portuaria donde descubriremos la belleza de la costa irlandesa recorriendo la bahía norte de Dublín y pararemos en el curioso Casino Marino, donde conoceremos el uso de esta pequeña joya arquitectónica.

 

Visitaremos el Castillo de Malahide, residencia de la familia Talbot durante más de 800 años. Malahide Castle es uno de los castillos más antiguos de Irlanda, construido en un terreno dado a Richard Talbot, un caballero que acompañó al rey Enrique II de Inglaterra a Irlanda en 1174.

 

 

Dispone de un invernadero de mariposas y verás pasear libremente a los pavos reales haciendo de estos jardines un lugar muy especial. En nuestro recorrido veremos las playas irlandesas y los pueblos de Malahide y Portmarnock, donde viven las clases más altas de la población.

 

Podremos pasear por el summit de los acantilados del peñón de Howth hasta el pueblo y allí, poder degustar el pescado fresco que traen los barcos y ver nadar a las focas en el puerto pidiendo comida a los pescadores. +INFO

 

Newgrange y el Valle del Boyne

El valle del Boyne constituye el conjunto arqueológico más importante de Irlanda. En esta zona se encuentran numerosas tumbas que tienen una antigüedad de más de 5000 años.

 

 

Una vez en la necrópolis, nos adentraremos en los pasadizos de las tumbas de Newgrange y Knowth. En la de Newgrange conoceremos la historia sobre su construcción en base al solsticio de invierno, mientras que en la de Knowth observaremos distintos túmulos satélites y construcciones de otras épocas.

 

Finalizaremos nuestra excursión visitando los restos de Monasterboice que alberga las cruces celtas más importantes de Irlanda, la Cruz de Muiredach y la Cruz del Oeste. +INFO

 

 

 

Entrevista a Margarita Gruber de Irlanda en Español

Margarita Gruber | Irlanda en Español

Aleix Aguilera - 4 abril, 2019
Imagen de perfil

Aleix Aguilera

Actualmente director de Coolture Magazine y activista LGTB. Cuando sea mayor quiero ser rockstar, ilustrador, poeta y Alcalde de Barcelona.

Artículos relacionados

Vuelve el #CAVASound: Cava, música en directo y un ambiente único

Vuelve el Poblenou Open Night, tu salida de emergencia

Terraview proporciona inteligencia práctica para los viñedos españoles

WeRoad, la comunidad de viajeros que te permite viajar, vivir aventuras y descubrir el mundo en grupo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies